Archivo del blog

jueves, 30 de agosto de 2018

" El Precio de Vencer " Eladia Blázquez


La tremenda carta de la prima de Alejandro Fantino: “Me da verguenza tener parentesco”


La familiar del conductor, que vive en San Francisco, fue durísima contra su primo por sus últimas entrevistas. “Me da verguenza y pudor porque fui tutora de él y tenia que firmar sus libretas y sus faltas” dijo. El último viernes Alfredo Casero estuvo de visita en el programa de Alejandro Fantino, y dejó varios títulos que se viralizaron a través de las redes sociales. Sin embargo, la nota, parece no haberle gustado a una parte de la familia del conductor de “Animales Sueltos”. Fue Edelveis Almada, prima de Fantino por parte de madre, y activista por los derechos humanos en la ciudad de San Francisco, quien destrozó al conductor a través de una carta abierta. En su cuenta de Facebook, Almada, aseguró que le “da verguenza tener parentesco“, con motivo de la actitud del animador ante las frases de Casero en su programa. El texto completo “‘Face’ me pregunta qué estoy pensando, justo acabo de ver un video de mi primo Alejandro Fantino, Y si, perdon, pero es mi primo hermano, hijo de una hermana de mi padre. Mi nombre es Edelveis Almada y la hermana de mi padre, madre de Alejandro, es Almada de apellido, el apellido de mi abuelo paterno. Y pese a que aqui todos saben de ese parentesco que no elegí, nadie me lo ha “reprochado”. Pero tengo que decir que luego de que Alejandro escuchara entre risas al mediocre de Caseros, que le festejara sus chistes malisimos, su ordinariez, su vulgaridad, me vi compelida a decir que me da verguenza tener parentesco con Fantino. Me da verguenza y pudor porque fui tutora de él cuando iba a la escuela San Martin y tenia que firmar sus libretas y sus faltas, que eran pocas notas y muchas inasistencias. Porque yo lo queria mucho a mi “primito”, porque era hermoso, con sus ojos azules y su cabello rubio. Y porque era -es- el menor de los primos. Pero éste, el hombre en que se ha convertido,repito, este me da mucha verguenza y ahora tambien mucha rabia. Porque mi hermano Elvio, desaparecido en dictadura, mi hermano del que aun no conocemos su destino, mi hermano querido que seguramente murió entre torturas y espanto, lo habia elegido para ser su padrino. Ademas de primo, era su padrino. Y cuando era pequeño Ale, asi le deciamos, juntabamos las monedas para comprarle un regalo, un autito de juguete, una pelota, llevarlo a tomar un helado, fetejarle su niñez. Y ahora me genera dolor, decepcion, verguenza, Ahora, cuando lo veo entrevistar sin pudor a Aldo Rico, a Macri, cuando lo veo entre risotadas festejar los agravios, me da mucha pena por mi hermano Elvio, por mis tias a las que ni siquiera, pese a todo el amor que le dieron, jamas volvio a verlas; me da pena por mi padre, su tio, me da pena él mismo, porque no ha aprendido nada de nuetra familia, porque se ha cagado en todos los valores que nosotros levantsamos como bandera, porque ha elegido la vereda del frente a nuestras convicciones, porque nunca, jamas ha nombrado o reividicado a Elvio, es mas creo que se averguenza de esta familia, eligiendo lo que mas conviene a sus intereses económicos. Por eso no puedo dejar pasar que se ria con un tipejo de las abuelas, de las madres, de los hijos, que sea complice de un sujeto apoyando sus risotadas y agravios, porque le conviene economicamente. El se ha olvidado, quizas de donde nacio, de donde crecio, de donde son sus origenes, quizas quiera parecerse a macri mas que a sus abuelos. No me importa, pero es mi deber no dejar pasar otra cosa mas de todas las que estan sucediendo. Por eso no puedo sino REPUDIARLO. Y decirle, que si Elvio viviera, tambien lo haría, o quizas lo hubieramos educado, juntos, de de otra forma, con valores verdaderos. Por ahora solo le pido perdon a mis hermanos -hijos recuperados- a sus padres que estan en la situacion de Elvio Alberto, a los luchadores que este pobre enfermo entrevistado vapulea, y que el pobre enfermo de egoismo, Fantino pretende humillar con sus actitud”

Sencillamente


Su pasado la condena


sábado, 18 de agosto de 2018

Editorial de Aliverti del 18 de agosto { Probable default }


El baile de Samid a Novaresio


De Felipe Solá


Escribe Felipe Solá: Cuando te hablen de De Vido, acordate que al último gabinete de Cristina lo integraron además: - Aníbal Fernández, - Florencio Randazzo, - Julio Alak, - María Cecilia Rodríguez, - Héctor Timermann, - Axel Kicillof, - Débora Giorgi, - Carlos Casamiquela, - Daniel Gollán, - Lino Barañao, - Carlos Tomada, - Alberto Sileoni, - Teresa Parodi, - Julio de Vido, - Agustín Rossi, - Alicia Kirchner, - Enrique Meyer. De todos ellos, ninguno (excepto De Vido) ha sido demandado ante la Justicia y llevan más de un año y medio sin fueros. Te lo digo otra vez: NINGUNO De Vido fue procesado por el odio de Carrió y Bonadío, como SUPUESTO coautor del delito de descarrilamiento (???), como PRESUNTO partícipe necesario del delito de defraudación contra la Administración Pública, y algunos Al actual gabinete de Macri lo integran: Marcos Peña, Nicolás Dujovne, Esteban Bullrich, Rogelio Frigerio, Patricia Bullrich, Jorge Lemus, Julio Martínez, Susana Malcorra, Ricardo Buryaile, Francisco Cabrera, Guillermo Dietrich, Juan José Aranguren, Germán Garavano, Carolina Stanley, Pablo Avelluto, Gustavo Santos, Andrés Ibarra, Sergio Bergman, Hernán Lombardi, Oscar Aguad, Lino Barañao. Muy bien: Buryaile asumió con el sueldo de diputado embargado y acusado de manejar una red de trata de personas para proveer a sus campos de mano de obra; Macri con tres procesos encima; Lombardi denunciado por desvío de fondos; Cabrera por irregularidades en concesiones de espacios públicos en la ciudad durante la gestión MM; Esteban Bullrich por beneficiar con contratos gemelos a empresas que contribuyeron en la campaña; Sturzenegger, por la causa del Megacanje; que todavía estamos pagando. Aranguren por desabastecimiento, cuando era presidente de Shell (le allanaron, incluso, el ministerio); Frigerio (junto a Lombardi) integra la Fundación SUMA, investigada por el destino de millones de dólares recibidos en la campaña; donde también metía las manos Michetti (acordate de las donaciones que recibían con motivo de las inundaciones en Entre Ríos 2016). A Aguad, la Corte Suprema lo absolvió de chorearse sesenta millones verdes que se llevó cuando era Interventor en Corrientes, por prescripción de la causa; es decir, robó y quedó impune. A Dietrich le plancharon una causa de “negociaciones incompatibles con la función pública, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”. Avelluto despidió 700 empleados y luego designó como secretaria a su novia; A Ibarra lo procesó ¡Marijuán! por malversación de fondos. Por eso, cuando los medios te hablen de los “chorros K” y otras iniquidades, acordade del curric..., digo del prontuario del gabinete actual.

Fuera de la ley


¿ Ganamos ?


De aquí y de allá


Tres gigantes


Tristeza por El Salvador


miércoles, 15 de agosto de 2018

Ironías


¿ Y la Vidal ?


Desalmados


De fotocopias


Corrupción: tras la declaración de Wagner, la familia Macri quedó implicada en el #CuadernoGate


Como se destacó ayer en este medio, las declaraciones del ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción terminan implicando al presidente y su padre. ¿Bonadio lo llamará a declarar? La Izquierda Diario destacó ayer en su portada una noticia que no estaba presente en la enorme mayoría de los medios de comunicación. Las declaraciones del ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, terminaban asociando a la familia del presidente a la corrupción del “Club de la obra pública”. En su declaración el empresario había señalado que el armado de la corrupción se diseño en 2004 e incluyó a diversas empresas. Entre las mismas se hallaba Iecsa. La constructora perteneció hasta 2007 a la familia del actual presidente, es decir a Franco Macri y a sus hijos. Luego fue vendida a Angelo Calcaterra, primo del primer mandatario. Las declaraciones de Wagner terminan de evidenciar que los lazos entre la familia Macri y el negocio de la obra pública nunca se interrumpieron. Franco Macri fue uno de los “padres fundadores” de la llamada patria contratista. Sus empresas crecieron al calor de las concesiones y negociados con la obra pública. La denuncia del empresario de la construcción vincula directamente a la familia presidencial a la causa desarrollada a partir de los cuadernos presuntamente escritos por el ex chofer Oscar Centeno. Hasta el diario Clarín en su edición de este miércoles, se ve obligado a mencionar el hecho, pero lo hace en el último párrafo de una de sus notas dedicadas al tema.

" No pasa nada " por Fernando Borroni


" La sensibilidad relativa "


Editorial de Fernando Borroni


" ¿ Se viene otro 17 de octubre ?.

lunes, 6 de agosto de 2018

Editorial de Aliverti del 4 de agosto { Cuaderno y Escuela }


De un lado y de otro


Terrorífica


Muy claro


Sin verguenza


Entender de qué se trata


Pesada herencia


Semana negra


Los cuadernos por Fernando Borroni


Perversión de Macri y el gas

Iron Mountain


Andrés Manuel López Obrador da conocer siete proyectos prioritarios


Gerardo Esquivel y Carlos Urzúa acompañan al virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, durante una conferencia en la que el futuro mandatario de México dio a conocer los siete proyectos con los que arrancará al inicio de su administración, el 1 de diciembre próximo. Foto: Mateo Reyes Luego de reunirse por más de cuatro horas con su equipo económico y de comunicaciones, el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer los siete proyectos prioritarios que marcarán el inicio de su gobierno a partir del 1 de diciembre de este año. Al enlistarlos bajo la característica de “atención urgente”, el futuro Presidente de la República mencionó, en primer lugar, la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), y en segundo término, la puesta en marcha del tren de pasajeros que correrá del Istmo de Tehuantepec a la zona maya de Calakmul, Campeche, pasando también por Palenque, Chiapas. En tercer sitio, ubicó la construcción de 300 caminos rurales que conducen a cabeceras municipales, principalmente en Guerrero y Oaxaca, los cuales serán realizados con mano de obra de la región y generarán alrededor de 50 mil empleos. El proyecto de comunicación vía internet en toda la República Mexicana también se prevé como una prioridad para el futuro gobierno de López Obrador, quien resaltó que, actualmente, sólo 25% del país cuenta con este servicio, mientras que el resto carece de dicha tecnología. Son las regiones más apartadas, donde vive la gente más pobre, marginada de nuestro país; el propósito es que con nueva tecnología podamos comunicar a todas las comunidades de México mediante internet”, destacó en conferencia de prensa desde su oficina de la colonia Roma. Damnificados del 19-s El plan nacional de reconstrucción por los daños ocasionados a partir de los terremotos de septiembre de 2017 también apareció en la lista de prioridades. En este tema, López Obrador se comprometió a presentar el próximo 19 de septiembre las medidas y acciones que llevará a cabo para acelerar el apoyo a los damnificados que “todavía están viviendo a la intemperie o en campamentos” y que no se les ha ayudado. Al respecto, adelantó que será a partir de inversión pública y no de créditos como se respalde a los afectados. En sexto lugar, anunció que otra de las acciones que requerirán urgente atención consistirá en apoyar a las personas que viven en las zonas marginadas de las ciudades, regiones fronterizas y el área conurbada de la Ciudad de México, donde se encuentran los municipios de Chimalhuacán, Valle de Chalco, Ecatepec y Los Reyes, La Paz, entre otros. Aquí hay millones de mexicanos viviendo en la marginación, en el olvido”, subrayó López Obrador. Del mismo modo y en séptimo lugar, recibirán atención especial las colonias populares de los centros turísticos donde hay contrastes “que lastiman y duelen, porque hay hoteles de gran turismo y en esos mismos centros turísticos muy importantes (…) desgraciadamente hay colonias populares que carecen de servicios públicos indispensables y hay gente que vive con mucha pobreza y marginación”, recalcó. De acuerdo con el cálculo del equipo de hacienda y comunicación de López Obrador, los siete proyectos implicarán una inversión de 500 mil millones de pesos. Esos recursos se van a reunir con el dinero que vamos a obtener por ahorros, porque se van a reducir, como ya he dicho, los sueldos de altos funcionarios, va haber un gobierno austero, compras consolidadas; es decir, no se va a comprar caro, se va a comprar lo indispensable y también vamos a obtener recursos porque no se va a permitir la corrupción y nos va a rendir el presupuesto, por eso estamos haciendo, desde ahora, las cuentas, para que nos alcance”, dijo. El empresario Alfonso Romo, quien será el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República; Carlos Urzúa, propuesto para ocupar la SHCP, así como el economista Gerardo Esquivel, futuro subsecretario de Presupuesto, son los personajes que, por disposición de López Obrador, coordinan desde esta fecha los siete proyectos descritos, a fin de que se contemplen los recursos que demandarán los mismos dentro del presupuesto económico para el próximo año. Finalmente, explicó que el programa de las zonas económicas especiales impulsado por la actual administración seguirá vigente, pero a prioridad será el proyecto del Istmo de Tehuantepec, así como el de la frontera norte y su zona franca. POTENCIARÁN EL DESARROLLO De acuerdo con el cálculo del equipo de Hacienda y Comunicación del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, los siete proyectos prioritarios implicarán una inversión de 500 mil millones de pesos, los cuales son:

Escándalo: ¿Qué hacía el periodista de los “Cuadernos K” viajando con pasajes de Jefatura de Gabinete?


Se filtró un dato revelador, Diego Cabot el periodista del diario La Nación que llevó a cabo la investigación de los famosos “Cuadernos K”, habría viajado con pasajes de Jefatura de Gabinete. Toda los detalles. Aunque siguen sin aparecer los cuadernos originales que desataron el escándalo de la supuestas “coimas K”, con el agregado de que el supuesto autor, el chofer Oscar Centeno, afirmó ayer que “quizás los prendió fuego”. Ahora se le suma otro dato revelador que oscurece la investigación “independiente” del periodista de La Nación, Diego Cabot, ya que figura viajando en la aerolínea de bandera, con pasajes correspondientes a Jefatura de Gabinete cuyo titular es Marcos Peña, el mano derecha del presidente Macri. Este dato fue aportado por el director de la Agencia El Vigía, el periodista Dante López Foresi:

Vidal y la tragedia de Moreno


La Gobernadora Vidal se ensució solita cuando intervino el Consejo Escolar de Moreno en Octubre de 2017 y puso a cargo a SEBASTIAN NASIF, un hombre de su confianza, que SUSPENDIO las reuniones del Consejo Escolar, PARALIZO la institución y dijo públicamente que A PARTIR DE ESE MOMENTO él (Nasif) se hacía cargo de toda la gestión y funcionamiento del Consejo Escolar. La Gobernadora Vidal además, puso como Ministro de Educación de la Provincia a GABRIEL SANCHEZ ZINNY - un economista - quien DESMANTELO las Direcciones de Administración de Infraestructura escolar y la de Administración de Recursos en diciembre 2017 La gobernadora Vidal , además, NO HIZO NI DIJO NADA CUANDO EN JUNIO 2018 el DIRECTOR DE INFRAESTRUCTURA ESCOLAR ( Christian Nicholson) un productor de soja se tomó licencia porque lo denunciaron por corrupción, (EL DE LOS AUDIOS DONDE PEDIA QUE INVENTARAN LOS PRESUPUESTOS POR 90 MILLONES PARA CONSTRUIR COCINAS) Toda esta gente, la puso La Gobernadora Vidal. Entiendo tu malestar, porque confiaste en su imagen y la querés por eso, pero su gestión es calamitosa. Y CUESTA VIDAS. Hoy, VIDAL no puede tapar el sol con un dedo, ni haciendo un timbreo, una fotito o echando a la contadora para tratar de despegarse del LAVADO DE DINERO Y ROBO DE IDENTIDAD DE LOS APORTANTES TRUCHOS Hoy hay dos personas que fueron a trabajar, a la ESCUELA DE MORENO QUE EXPLOTO POR PEDIDA DE GAS MOMENTOS ANTES QUE INGRESARAN MAS DE 300 NIÑOS y que HABIAN DENUNCIADO POR RSCRITO VARIAS VECES QUE HABIA PERDIDA DE GAS HAN MUERTO ESOS TRABAJADORES QUE TIENEN UNA FAMILIA COMO VOS Y COMO YO YA NO VUELVEN MAS A SU CASA POR CULPA DE LA GOBERNADORA VIDAL Y SUS FUNCIONARIOS LA GOBERNADORA VIDAL NO DA LA CARA Y NO SABE A QUIEN ECHAR PARA SALVARSE SIGUE ESCONDIDA Y POR EL BIEN DE TODOS SERIA BUENO QUE APAREZCA Y SE HAGA CARGO...

Interpretaciones divergentes en el campo antiimperialista


El proyecto militar de Estados Unidos para el mundo Aunque todos los expertos concuerdan en que los acontecimientos en Venezuela siguen el mismo modelo que los de Siria, hay quienes cuestionan el anterior artículo de Thierry Meyssan sobre las interpretaciones divergentes de esos hechos en el campo antiimperialista. Este artículo responde a esas dudas. Pero no se trata aquí de una simple querella entre especialistas sino de un debate de fondo sobre el viraje histórico que estamos viviendo desde el 11 de septiembre de 2001 y que afecta las vidas de todos los que habitamos este planeta. Según el mapa, extraído de un Powerpoint que Thomas P. M. Barnett presentó en 2003 durante una conferencia impartida en el Pentágono, los Estados de todos los países incluidos en la zona rosada deben ser destruidos. Ese proyecto no tiene nada que ver con la lucha de clases en el plano nacional, ni con la explotación de los recursos naturales. Después de destruir el Medio Oriente ampliado, los estrategas estadounidenses se preparan para acabar con los Estados en los países del noroeste de Latinoamérica (Ver en colores en la dirección electrónica del artículo). En la primera parte de este artículo subrayé que el presidente sirio Bachar al-Assad es en este momento la única personalidad que ha sabido adaptarse a la nueva «gran estrategia estadounidense», mientras que las demás siguen pensando como si los conflictos que hoy se desarrollan fuesen similares a los que ya vimos desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Siguen interpretando los acontecimientos como intentos de Estados Unidos para derrocar gobiernos como medio de acaparar los recursos naturales para sí mismo. Pienso, y voy a explicarlo aquí, que esa interpretación es errónea y que ese error puede sumir la humanidad en un verdadero infierno. El pensamiento estratégico estadounidense Hace 70 años que los estrategas estadounidenses sufren una obsesión que no tiene nada que ver con la defensa de su pueblo. Lo que les obsesiona es mantener la superioridad militar de Estados Unidos sobre el resto del mundo. Durante el decenio transcurrido entre la disolución de la URSS y los atentados del 11 de septiembre de 2001, estuvieron buscando diferentes maneras de intimidar a todo el que se resistía a la dominación estadounidense. Harlan K. Ullman desarrollaba la idea de aterrorizar a los pueblos asestándoles golpes brutales (Shock and awe o “shock y pavor”) [1]. Se trataba, idealmente, de algo como el uso de la bomba atómica contra los japoneses. Eso se concretó, en la práctica, bombardeando Bagdad con una lluvia de misiles crucero. Los discípulos del filósofo Leo Strauss soñaban con librar y ganar varias guerras a la vez (Fullspectrum dominance o “dominio en todos los sentidos”). Vimos entonces las guerras contra Afganistán e Irak, que se desarrollaron bajo un comando común [2]. El almirante Arthur K. Cebrowski predicaba que había que reorganizar los ejércitos de Estados Unidos de manera tal que fuese posible procesar y compartir una multitud de datos de forma simultánea. Eso haría posible algún día el uso de robots capaces de indicar instantáneamente las mejores tácticas [3]. Como veremos más adelante, las profundas reformas que el almirante Cebrowski inició no tardaron en producir frutos… venenosos. El pensamiento neo-imperialista estadounidense Esas ideas y obsesiones primeramente llevaron al presidente George W. Bush y la US Navy a organizar el más extenso sistema internacional de secuestro y tortura, que contó 80 000 víctimas. Posteriormente, llevaron al presidente Obama a poner en marcha todo un aparato para perpetrar asesinatos, principalmente mediante el uso de drones pero también recurriendo a comandos armados. Ese sistema opera en 80 países y dispone de un presupuesto anual de 14 000 millones de dólares [4]. A partir de los hechos del 11 de septiembre de 2001, el asistente del almirante Cebrowski, Thomas P. M. Barnet, impartió en el Pentágono y en las academias militares estadounidenses numerosas conferencias anunciando lo que sería el nuevo mapa del mundo según el Pentágono [5]. Ese proyecto se ha hecho posible debido a las reformas estructurales realizadas en los ejércitos estadounidenses, reformas en las que se percibe una nueva visión del mundo. El proyecto en sí parecía tan descabellado que los observadores extranjeros lo consideraron, apresuradamente, sólo una forma de retórica más entre tantas otras tendientes a sembrar el miedo en los pueblos que Estados Unidos pretende dominar. Barnett afirmaba que, para mantener su hegemonía mundial, Estados Unidos tendría que dividir el mundo en dos partes. Quedarían de un lado los Estados estables (los miembros del G8 y sus aliados) y del otro lado estaría el resto del mundo, considerado simplemente como un “tanque” de recursos naturales. Barnett se diferenciaba de sus predecesores en un punto fundamental: ya no consideraba que el acceso a esos recursos fuese crucial para Washington sino que afirmaba que los Estados estables sólo tendrían acceso a esos recursos recurriendo a los ejércitos estadounidenses. Para eso habría que destruir sistemáticamente toda la estructura estatal en los países que serían parte de ese “tanque” de recursos, de manera que nadie pudiese oponerse en ellos a la voluntad de Washington, ni tampoco tratar directamente con los Estados estables. En su discurso de enero de 1980 sobre el Estado de la Unión, el presidente Carter enunció su doctrina: Washington consideraba el acceso al petróleo del Golfo para garantizar el abastecimiento de su propia economía como una cuestión de seguridad nacional [6]. El Pentágono creó entonces el CentCom para controlar esa región. Sin embargo, Washington está sacando actualmente menos petróleo de Irak y de Libia que antes de las guerras contra esos países… ¡pero no le importa! La destrucción de las estructuras estatales equivale a regresar a los tiempos del caos, concepto ya enunciado por Leo Strauss pero al que Barnett confiere un sentido nuevo. Para el filósofo judío Leo Strauss, después del fracaso de la República de Weimar y la Shoa (el Holocausto), el pueblo judío no puede seguir confiando en las democracias, así que la única vía que le queda para protegerse de un nuevo nazismo es instaurar su propia dictadura mundial -claro, ¡en aras del Bien! Para eso tendrá que destruir algunos Estados que oponen resistencia, hacerlos retroceder a la era del Caos y reconstruirlos según nuevas leyes [7]. Eso corresponde con lo que decía Condoleezza Rice durante los primeros días de la agresión de 2006 contra el Líbano, cuando aún parecía que Israel saldría victorioso: «No veo el interés de la diplomacia si es para volver al statu quo ante entre Israel y el Líbano. Creo que sería un error. Lo que aquí vemos es, en cierta forma, el comienzo, las contracciones del nacimiento de un nuevo Medio Oriente y, hagamos lo que hagamos, tenemos que estar seguros de que avanzamos hacia el nuevo Medio Oriente y de que no volvemos al antiguo.» Para Barnett, sin embargo, habría que hacer retroceder a la era del Caos no sólo a los pueblos que oponen resistencia sino a todos los países que no han alcanzado cierto nivel de vida. Y cuando estén sumidos en el Caos… habrá que mantenerlos en él. La influencia de los seguidores de Leo Strauss ha disminuido en el Pentágono después del fallecimiento de Andrew Marshall, creador del «giro hacia Asia» [8]. Una de las grandes rupturas entre el pensamiento de Barnett y lo que pensaban sus predecesores reside en que Barnett piensa que no hay que desatar guerras contra tal o más cual país por razones políticas sino contra regiones enteras del mundo porque no están integradas al sistema económico global. Por supuesto, siempre habrá que empezar por un país en particular, pero se hará favoreciendo la extensión del conflicto, hasta destruirlo todo… como en el Medio Oriente ampliado (o Gran Medio Oriente). En este momento sigue la guerra, incluso con despliegue de blindados, tanto en Túnez, Libia, Egipto (en el Sinaí), Palestina, Líbano (en Ain el-Helue y Ras Baalbeck), como en Siria, Irak, Arabia Saudita (en la ciudad de Qatif), Bahréin, Yemen, Turquía (en Diyarbakir) y Afganistán. Es por eso que la estrategia neo-imperialista de Barnett tendrá que apoyarse obligatoriamente en ciertos elementos de la retórica de Bernard Lewis y de Samuel Huntington, la «guerra de civilizaciones» [9]. Pero como será imposible justificar que permanezcamos indiferentes ante las desgracias de los pueblos de los países condenados a ser parte del “tanque” de recursos naturales, habrá que convencernos de que nuestras civilizaciones son incompatibles. La aplicación del neo-imperialismo estadounidense Esa exactamente es la política que ha venido aplicándose desde el 11 de septiembre de 2001. No se ha terminado ninguna de las guerras desatadas desde entonces. Desde hace 16 años, las condiciones de vida de los afganos son cada día más terribles y peligrosas. La reconstrucción del Estado que alguna vez tuvieron, reconstrucción que supuestamente seguiría el modelo aplicado en Alemania o Japón al término de la Segunda Guerra Mundial, nunca llegó a concretarse. La presencia de las tropas de la OTAN no mejoró la vida de los afganos que, por el contrario, se deterioró aún más. Todo indica que esa presencia militar de la OTAN es actualmente la causa del problema. A pesar de todos los discursos que alaban la ayuda internacional, las tropas de la OTAN sólo están en Afganistán para mantener y agravar el caos. No hay un solo caso de intervención de la OTAN en que los motivos oficiales de la guerra hayan resultado ciertos. No fue cierta la justificación oficial de la guerra contra Afganistán (motivo invocado: una supuesta responsabilidad de los talibanes en los atentados del 11 de septiembre de 2001), como tampoco lo fue en la guerra contra Irak (motivo invocado: un supuesto respaldo del presidente Saddam Hussein a los terroristas del 11 de septiembre y la preparación de armas de destrucción masiva que planeaba utilizar contra Estados Unidos), ni en Libia (supuesto bombardeo del ejército libio contra su propio pueblo), ni en Siria (dictadura del presidente Assad y de la secta de los alauitas). Y en ningún caso el derrocamiento de un gobierno ha puesto fin a la guerra. Todas esas guerras se mantienen hoy en día, sin importar la tendencia o el grado de sumisión de los dirigentes en el poder. Las «primaveras árabes», si bien son fruto de una idea del MI6 que sigue el modelo de la «revuelta árabe» de 1916 y de las hazañas de Lawrence de Arabia, fueron incorporadas a la misma estrategia de Estados Unidos. Túnez se ha convertido en un país ingobernable. En Egipto, donde el ejército nacional logró recuperar el control de la situación; el país está tratando poco a poco de levantar cabeza. Libia se ha convertido en un campo de batalla, no desde que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó su resolución llamando a proteger la población libia, sino después del asesinato de Muammar el-Kadhafi y la victoria de la OTAN. Siria es un caso excepcional ya que el Estado nunca pasó a manos de la Hermandad Musulmana y que esta no ha logrado imponer el caos en todo el país. Pero numerosos grupos yihadistas, vinculados precisamente a esa cofradía, lograron controlar –y todavía controlan- partes del territorio nacional, instaurando en ellas el caos. Ni el califato del Emirato Islámico (Daesh), ni Idlib bajo al-Qaeda, constituyen Estados donde el islam pueda florecer. Son sólo zonas de terror sin escuelas, ni hospitales. Es probable que gracias a su pueblo, a su ejército y a sus aliados rusos, libaneses e iraníes, Siria logre escapar al destino que Washington había diseñado para ella. Pero el Medio Oriente ampliado seguirá siendo pasto del fuego hasta que los pueblos entiendan los planes de sus enemigos. Ahora vemos como el mismo proceso de destrucción se inicia en el noroeste de Latinoamérica. Los medios de difusión occidentales hablan con desdén de los desórdenes en Venezuela, pero la guerra que así comienza no habrá de limitarse a ese país. Se extenderá a toda esa región, a pesar de que son muy diferentes las condiciones económicas y políticas de sus países. Los límites del neo-imperialismo estadounidense A los estrategas estadounidenses les gusta comparar el poder de Estados Unidos al del Imperio romano. Pero los romanos aportaban seguridad y opulencia a los pueblos que conquistaban y los incorporaban a su imperio. El Imperio Romano construía monumentos y racionalizaba las sociedades de esos pueblos. El neo-imperialismo estadounidense no tiene intenciones de aportar nada, ni a los pueblos de los Estados estables, ni a los de los países incluidos en el “tanque” de recursos naturales. Lo que tiene previsto es extorsionar a los primeros y destruir los vínculos sociales en los que se sustenta la unión nacional de los segundos. Ni siquiera le interesa exterminar a estos últimos sino hacerlos sufrir para que el caos en el que viven convenza a los Estados estables de que para ir a buscar los recursos que necesitan tienen que contar con la protección de los ejércitos estadounidenses. El proyecto imperialista consideraba hasta ahora que «no se puede hacer la tortilla sin romper huevos», o sea admitía que tiene que cometer masacres colaterales para extender su dominación. En adelante, lo que planifica son masacres generalizadas para imponer definitivamente su autoridad. El neo-imperialismo estadounidense implica que los demás Estados del G8 y sus aliados acepten que la «protección» de sus intereses en el extranjero quede en manos de los ejércitos de Estados Unidos. Ese condicionamiento no constituye un problema para la Unión Europea, ya sometida desde hace mucho a la voluntad del amo estadounidense, pero plantea una dura discusión con el Reino Unido y será imposible que Rusia y China la acepten. Recordando su «relación especial» con Washington, Londres ya exigió participar como socio en el proyecto estadounidense para gobernar el mundo. Fue ese el sentido del viaje de Theresa May a Estados Unidos, en enero de 2017, pero quedó sin respuesta [10]. Es además inconcebible que los ejércitos de Estados Unidos garanticen la seguridad de las «rutas de la seda», como hoy lo hacen -junto a las fuerzas británicas- con las vías marítimas y aéreas que utiliza Occidente. Es también inimaginable que Rusia acepte ahora ponerse de rodillas, después de su exclusión del G8, debido a su implicación en Siria y en Crimea.

"La sociedad de EE.UU. colapsaría si no fuera por estos 8 mitos"


Son ocho cuentos de hadas para adultos, con los que el pueblo se deja engañar, sostiene un conocido escritor y activista estadounidense. El nivel de desigualdad que existe en Estados Unidos debería impedir que la sociedad funcione allí apropiadamente, opina el activista, escritor y actor Lee Camp. En un artículo para Thruthdig, Camp cita un estudio según el cual 63 % de los estadounidenses no podrían enfrentarse a gastos de emergencia –como reparar un coche o lidiar con una crisis de salud- de solo 500 dólares. Entretanto, el CEO de Amazon, Jeff Bezos, tiene una fortuna de 141.000 millones de dólares. Tan solo ese empresario, dice Camp, podría resolver el problema de la hambruna en el mundo por muchos años, y todavía dispondría de más dinero del que necesita para sustentarse el resto de su vida. Comunismo y capitalismo: mitos, realidad y futuroComunismo y capitalismo: mitos, realidad y futuro "¿No debería haber motines en la calle? ¿No tendría que estar todo colapsando? Miren afuera. Las calles no están en llamas, nadie corre desnudo o grita (generalmente). ¿Parece que todos van a trabajar a punta de pistola? No. Todos elegimos continuar así. ¿Por qué?", se pregunta Camp. E inmediatamente da una respuesta: todo se debe a los mitos que nos han vendido, mitos profundamente arraigados en nuestra programación social desde el nacimiento. Estos mitos son aceptados y, básicamente, no son cuestionados nunca. Mito 8: tenemos una democracia El columnista llama al lector a preguntarse cuándo fue la última vez que el Congreso hizo algo que el pueblo de Estados Unidos apoyara, y que no se alineara con los intereses corporativos. Imagen ilustrativa / Pixabay / 889520 Camp menciona que tanto el Centro Carter como el propio expresidente Jimmy Carter aseguran que Estados Unidos se ha transformado en una oligarquía: una elite pequeña y corrupta controla el país, prácticamente sin ninguna participación del pueblo. "Los gobernantes necesitan el mito de que somos una democracia para darnos la ilusión de control", resume Camp. Mito 7: tenemos un sistema de votación legítimo y responsable El activista enumera una amplia variedad de fenómenos electorales, tales como la manipulación de circunscripciones, purga de votantes, minería de datos, sondeos de opinión simulados, superdelegados, la supresión de votantes, boletas provisionales, supercomités de acción política, el dinero oscuro y la exclusión de terceros partidos en los debates... Y luego pregunta: "¿Qué parte de esto suena como un sistema electoral legítimo?". Compara por eso el sistema electoral estadounidense con la situación de un niño al que su padre posa en el asiento de su coche, donde el pequeño dispone de un volante de juguete y con colores brillantes para que pueda sentir que está conduciendo el automóvil. "Ese es nuestro sistema de elección: un volante de juguete. No conectado a nada. Todos nos sentamos allí como niños y gritamos excitadamente: ¡Estoy manejando!". Mito 6: tenemos medios independientes que obligan a los gobernantes a rendir cuentas Camp recuerda que los medios de comunicación estadounidenses son financiados por contratistas de armas, gigantes farmacéuticos, grandes bancos y grandes petroleras. "Los medios corporativos trabajan para promocionar una guerra, aplaudir a Wall Street y propagar el consumismo. Es su misión fortificar la creencia en estos mitos de los que les hablo", sostiene. Mito 5: tenemos un poder judicial independiente El sistema de justicia criminal se ha convertido en un arma manejada por el Estado corporativo, según Camp. "Es así como los banqueros pueden ejecutar hipotecas en millones de hogares, de manera ilegal, y no van a la cárcel, mientras los activistas a menudo cumplen condenas por desobediencia civil no violenta". Imagen ilustrativa / Pixabay / photogeider Cita en este caso al periodista Chris Hedges: "Nuestro sistema judicial, como ha señalado [el abogado y activista] Ralph Nader, ha legalizado leyes secretas, tribunales secretos, pruebas secretas, presupuestos secretos y prisiones secretas en nombre de la seguridad nacional". Si uno no es parte de la 'clase monetaria', lo presionan para que renuncie a los pocos derechos que le quedan. Según The New York Times, "el 97 % de los casos federales y el 94 % de los casos estatales terminan en acuerdos de culpabilidad: los acusados se declaran culpables a cambio de una sentencia menor". "Acepten el acuerdo, porque no tienen un millón de dólares para gastarlos en un abogado", explica Camp. Mito 4: la Policía está aquí para protegernos, ellos son nuestros amigos Apunta que la Policía en EE.UU. está diseñada principalmente para hacer dos cosas: proteger la propiedad de los ricos y llevar adelante una guerra completamente inmoral contra las drogas, lo que "por definición es una guerra contra nuestra propia gente". "Encarcelamos a más personas que cualquier otro país en el mundo. Lo que significa que la tierra de los libres es el Estado penitenciario más grande del mundo", escribe. Por tanto, sostiene, las declaraciones de los políticos acerca de lo horrible que es China con respecto a los derechos humanos, o Irán o Corea del Norte, contradicen la estadística de personas que están entre rejas en EE.UU. Mito 3: Comprar los hará felices Este mito es creado principalmente por las inundaciones publicitarias que reciben los estadounidenses, pero también por la ingeniería social. Camp señala que la mayoría de las personas siente "un vacío tenaz, una alienación adentro, por debajo de nuestras emociones superficiales". "Esa inquietud se debe a que la mayoría de nosotros estamos despilfarrando nuestras vidas en empleos que odiamos, para luego ir a esas celdas de reclusión llamadas casas o apartamentos". Imagen ilustrativa / Pixabay / rawpixel "Luego encendemos la tele para ver programas 'de realidad' sobre personas que la pasan peor, algo que a todos nosotros nos parece gracioso", sostiene. "Si tenemos suerte, ganaremos durante la semana suficiente dinero para pagar los fines de semana suficiente cerveza como para que todo tenga sentido", indica. Pero eso realmente no nos da satisfacción. Entonces, los anuncios dicen que comprar lo hará. "La oscura verdad es que tenemos que creer en el mito de que consumir es la respuesta; de lo contrario, no seguiremos haciendo girar la rueda. Y si no lo hacemos, entonces comenzaremos a pensar, comenzaremos a hacer preguntas. Esas preguntas no son buenas para la elite gobernante, que disfruta de una sociedad basada en la explotación diaria del 99 % de nosotros", explica Camp. Mito 2: si trabajas con afán, las cosas mejorarán Según una encuesta de Deloitte, el 80 % de las personas no están satisfechas con su trabajo, al tiempo que una persona promedio gasta 90.000 horas en el trabajo a lo largo de su vida. Esto es aproximadamente una séptima parte de su vida, que además representa sus años más productivos. Camp asevera que "todos trabajamos para enriquecer a otras personas, porque vivimos en una sociedad en la que tenemos que trabajar", mientras que "los avances tecnológicos pueden hacer casi todo lo que realmente se debe hacer". "Si quisiéramos, podríamos deshacernos de la mayoría del trabajo y tener decenas de miles de horas más para disfrutar nuestras vidas. Pero no estamos haciendo eso en absoluto. Y a nadie se le permite hacer estas preguntas, al menos no en los medios principales", escribe. Imagen ilustrativa / Pixabay / 889520 Mito 1: somos libres Hay ciertas restricciones a la libertad que en realidad desearíamos tener en nuestra sociedad. Pero mucha de nuestra falta de libertad no representa algo por lo que votaríamos si tuviéramos la oportunidad, escribe Camp.

El Estado de Israel hace ley su segregacionismo contra palestinos


La noticia de la nueva ley que consagra a Israel como “Estado Nación judío”, generó una corriente de indignación. Es un salto en la política de apartheid que viene ejerciendo desde su conformación y que recrudeció en los últimos años. La indignación por esta Ley que ahora legitima el sistema de apartheid que Israel viene imponiendo por la fuerza, llegó incluso hasta al reconocido músico, argentino-israelí, Daniel Barenboim que escribió una columna en el diario Haaretz, uno de los de mayor tirada en el Estado de Israel, titulada “Hoy me da vergüenza ser israelí”, en uno de los pasajes de su texto Barenboim plantea: “(…) tenemos ahora una ley que confirma a la población árabe como ciudadanos de segunda clase. Es entonces una forma muy clara de apartheid.” El repudio que causó esta Ley hizo que los principales diarios de mundo publicaran el texto del músico, que es conocido internacionalmente no solo por su talento, sino por dirigir una orquesta de excelentes músicos, integrada por jóvenes palestinos e israelíes. La Unión Europea, a través de su jefa de política exterior, emitió un comunicado de preocupación por la mayor desestabilización en la región, que puede provocar la aplicación de esa ley. Hay que decir que esta institución, dirigida por países imperialistas –donde Alemania tiene el mayor peso-, está acostumbrada solo a emitir comunicados, como cuando Israel realizó asesinatos a mansalva en la Franja de Gaza, en mayo, contra la marcha que realizaron los palestinos exigiendo su derecho al retorno. Hasta el Comité Judío Estadounidense (el lobby sionista de Estados Unidos) declaró que esa ley es “innecesaria y que pone en peligro el equilibrio entre ser un Estado judío y ser democrático”. Equilibrio que nunca existió, dado que el Estado judío de Israel por definición no es democrático para aquellos que no son parte del pueblo judío. Las expulsiones, el robo de territorio, el encarcelamiento a menores, las torturas y asesinatos hablan por sí solos. Esta nueva ley votada en la madrugada del 19 de julio, con un parlamento –knésset- dividido (la votación salió 62 a favor, 55 en contra y 2 abstenciones) deja expresamente asentado que los únicos con derecho a la “autodeterminación” son los ciudadanos de origen judío. También podes leer: Israel se consagra como “Estado nación judío”, los árabes israelíes denuncian un "nuevo apartheid" Para el Estado terrorista de Medio Oriente, ahora es ley que los palestinos – israelíes, sean ciudadanos de segunda (lo que ya venía siendo de hecho). Ahora, por ejemplo, la única lengua oficial será la hebrea, mientras el árabe ahora solo tendrá “status especial”. En la práctica lo que venía sucediendo, sobre todo desde el año pasado, es que el Ministro de Educación israelí Naftali Bennett comenzó a imponer, vía resoluciones, en las escuelas de educación inicial -sobre todo- que se hablara solo el idioma hebreo. De esta manera los niños de origen árabe terminaban hablando su lengua natal solo en sus hogares. Con esta ley, esto recrudecerá. Los palestinos que habitan al interior del Estado de Israel, constituyen el 20% de la población. Esta proporción era casi exactamente al revés (superaban el 80% de los habitantes del conjunto de esa región) poco antes de ser creado en 1948. La votación no estuvo exenta de escándalo, no podía ser de otra manera. Los diputados árabes – israelíes protestaron desde sus bancas y fueron sacados de la knésset por el servicio de seguridad del parlamento. Una muestra light del salto en el segregacionismo racial que implica esta “Ley básica”. Pero eso no es todo, ahora también es legal la construcción de pequeñas ciudades en los territorios ocupados. El artículo 7, inciso B, plantea: "el estado ve el desarrollo de las comunidades judías como interés nacional y dará pasos para animar, avanzar e implementar este interés". Hasta ahora algunos colonos eran desalojados por el mismo ejército israelí, por orden de la Corte Suprema, cuando ésta consideraba que no tenían una autorización expresa de autoridades israelíes. También consagra a Jerusalén como capital del Estado. Recordemos que cuando Donald Trump ordenó el traslado de la embajada norteamericana de Tel Aviv a esa ciudad (considerada sagrada para las tres religiones monoteístas), generó también una ola de repudios y la inauguración de la mudada sede diplomática provocó manifestaciones por parte del pueblo palestino, tanto en Cisjordania como en Gaza, y fue en esta última ciudad donde el ejército sionista asesinó a decenas de manifestantes.

Ignacio Copani en la Batalla Cultural


El 3 de agosto de 2018 Ignacio Copani se presentó en la Batalla Cultural. Allí difundió su nuevo DVD y su último Show en vivo. El numeroso público asistió fervoroso y acompañando con palmas sus acordes. Hubo temas románticos pero predomino la cuestión social y política.de sus letras. Al fin y al cabo como él mismo mencionó " no se puede ser neutral ". Pronto volverá al recinto de Olivos.

miércoles, 1 de agosto de 2018

Se dio vuelta


Esos son los vagos


Las vueltas de la vida


Repugna


Sin palabra


Intrigas


Marchan en Argentina contra el Decreto de Macri sobre "seguridad"


“Fuerzas Armadas represivas ¡Nunca más!”, fue lo consigna utilizada por los marchistas. La manifestación rechaza el decreto de Macri que busca habilitar la militarización de la seguridad interior. Organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas marcharon este jueves en Argentina para rechazar el decreto del presidente Mauricio Macri que permite a las Fuerzas Armadas participar en asuntos de seguridad interior. El decreto 368, firmado por Macri, es considerado por diversas organizaciones y personalidades argentinas como un claro Retroceso, pues afirman que con él volverán a los años en que las Fuerzas argentinas tenían permiso para reprimir a la población. -------------------------------------------------------------------------------------------------- Texto por Natalio Cosoy --- Última modificación : 27/07/2018 El presidente Macri emitió un decreto que abre la puerta a que las Fuerzas Armadas participen en seguridad interior, algo que estaba limitado desde el fin de la dictadura. Para la oposición y organismos de DDHH se trata de una grave decisión. Están entrenados para combate, portan fusiles FAL de alto poder letal; no tienen instrucción para tareas policiales ni represión de manifestaciones, no están formados en el uso de fuerza no mortal. Todo esto son hechos, datos concretos sobre la conformación actual de las Fuerzas Armadas de Argentina; compuestas por el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. Pero hay otro elemento clave: los siete años de dictadura militar que vivió el país entre 1976 y 1983, un periodo en el que las Fuerzas Armadas (FF.AA.) realizaron serias violaciones de derechos humanos y cometieron delitos de lesa humanidad, dejando miles de muertos y desaparecidos. Eso dejó una marca tan profunda que llevó a que, desde el regreso de la democracia al país, ningún gobierno les diera a las FF.AA. un rol directo en seguridad interior (aunque algunos sí pensaron en hacerlo) y mantuviera bien delimitada su función como agente de defensa ante agresiones externas, algo establecido por una serie de normas, especialmente la Ley de Defensa Nacional y la de Seguridad Interior, y un decreto de la presidencia de Néstor Kirchner, de 2006, que explícitamente restringía la tarea de los militares a agresiones de origen externo perpetradas por otro Estado. Es cierto que había ya algunos casos en los que las FF.AA. tenían algún tipo de rol que iba más allá de repeler un ataque de un tercer Estado. Por ejemplo, haciendo presencia en zonas de la frontera norte (algo que ahora se va a profundizar), con el fin de disuadir actividades de narcotráfico. O la asistencia de la Fuerza Aérea en el seguimiento de aeronaves en vuelos irregulares (potencialmente vinculadas al narcotráfico). Pero había un límite claro impuesto por la Ley de Seguridad Interior, que dice que las FF.AA. solo pueden actuar en ese ámbito en casos excepcionales (por ejemplo, en el marco de un estado de sitio, que debe ser declarado por el gobierno). Ahora, se espera que esto cambie. Un decreto del presidente Mauricio Macri, publicado el martes 24 de julio, modifica mucho más profundamente la limitación que imponía la norma vigente. Primero deja por fuera la precisión de que debe contener ataques de terceros Estados. Por lo tanto, queda la puerta abierta, y así lo han dicho desde el Gobierno, para que intervengan de algún modo en la lucha más directa contra el narcotráfico, el terrorismo y el ciberterrorismo internacionales. Además, hace una modificación que deja de lado la prohibición explícita de muchas actividades de seguridad interior, al hablar de "integración operativa" con las fuerzas de seguridad, como la policía. También incorpora un artículo algo críptico que modifica la aplicación la Ley de Defensa, que limita las "control y vigilancia de las fronteras, aguas jurisdiccionales de la Nación y custodia de objetivos estratégicos" a la Prefectura y la Gendarmería, para habilitar que puedan hacerlo las FF.AA. (una interpretación más amplia podría llevarlo aún más allá de las fronteras, las aguas y los objetivos estratégicos). Vastos sectores de la sociedad argentina ven con temor los cambios en las FF.AA. Todos estos cambios parecerían habilitar intervenciones en casos muy amplios, al hablar de: "Operaciones en Defensa de los intereses vitales de la Nación; Operaciones dispuestas en el Marco de la ONU. u otros organismos internacionales; Operaciones encuadradas en la Ley N° 24.059 y Operaciones en Apoyo a la Comunidad Nacional e Internacional". No está claro allí cuáles son esos "otros organismos internacionales" de los que habla el decreto, tampoco a qué se refiere con operaciones en apoyo a la comunidad nacional. Vastos sectores de la sociedad argentina ven con temor estos cambios y los alcances que pueden tener. De hecho, dentro de las propias FF.AA. muchos consideran que no es para lo que están entrenados; tienen muy claro el tipo de formación que tienen y en qué circunstancias están preparados para actuar. Seguramente por eso el presidente Mauricio Macri dijo el lunes, al anunciar frente a militares cambios que implican algún tipo de intervención interior, que en el siglo XXI, los 70.000 miembros de las FF.AA., "son hombres y mujeres de la democracia". Sin embargo, el propio Macri reconoció que no hay una situación de conflicto en el país que amerite pensar en acciones militares. "Los argentinos vivimos en una zona de paz", dijo. Pero advirtió: "somos parte de ese mundo complejo". Según él, entonces: "necesitamos que nuestras fuerzas sean capaces de enfrentar los desafíos del siglo XXI". Macri dijo que se trata de proteger la soberanía e integridad territorial del país; pero también apoyar la política exterior, contribuyendo integración al mundo, con misiones de paz y presencia en Antártida. Ninguna de estas misiones necesita en sí misma un cambio de normativa. Argentina ya tiene militares en la Antártida y participando en misiones de paz (tuvo una presencia muy importante con observadores de la implementación de parte del acuerdo de paz en Colombia). El presidente dijo también: "Es importante que puedan colaborar con la seguridad interior". Pero tras publicarse el decreto, al aumentar las críticas, el miércoles Marcos Peña, jefe de Gabinete, dijo a periodistas, a la salida de una reunión de ministros: "De ninguna manera se está planteando que las las FFAA hagan seguridad interior". ¿Contradicción? No necesariamente: la diferencia está entre las palabras "colaborar" y "hagan" y cuán gruesa será la línea entre ellas. CELS: “el problema que nosotros vemos de la reforma es que le sacan la definición de agresión externa estatal” El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), una ONG dedicada a hacer seguimiento a estas áreas y que ha sido muy crítica de las políticas de este Gobierno en materia de seguridad y defensa, cuestionó el decreto. En una nota publicada tras conocerse el texto de la norma, dijeron: "estas medidas se justifican con argumentos modernizadores, pero en realidad implican reproducir políticas de probada ineficacia, que agravaron los problemas en lugar de resolverlos y que hoy están siendo desmanteladas en muchos países". "El problema que nosotros vemos de la reforma es que le sacan (a la normativa) la definición de agresión externa estatal", le dijo Paula Litvachky, directora del Área de Justicia y Seguridad del CELS, a France 24. De acuerdo con la ONG, en otros países de la región en que se implementaron políticas de militarización de la seguridad, estas "fracasaron en sus objetivos y tuvieron graves consecuencias para los derechos humanos: escalaron el conflicto social y los niveles de violencia institucional". El CELS ya había dicho, además, que la asignación de tareas de seguridad interna a las FF.AA. puede llevar a su desprofesionalización y desprestigio. Es algo que también temen los militares, que no quieren tener que ser quienes terminen pagando la responsabilidad de algún incidente causado por decisiones políticas. Para justificar la decisión, en declaraciones al canal de televisión local TN, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, dijo: "El terrorismo no tiene patria, el narcotráfico no tiene patria y tampoco la tiene el ciberataque". Pero para el CELS, son tareas que deberían estar a cargo de las fuerzas de seguridad interior, que deberían desarrollarse con ese fin. Ahí es donde no está explicado el paso del Gobierno", dijo Litvachky, "si efectivamente se necesita que las FF.AA. intervengan en fenómenos no estatales, ¿es porque se le va a agregar qué cosa a la intervención?". La preocupación allí, otra vez, es que se vuelva una intervención más letal. Y además, señala la analista, se trata de problemáticas, como el narcotráfico o el terrorismo, cuya real escala y características en Argentina no han sido claramente determinadas. "Discutamos realmente el diagnóstico de narcotráfico y el de terrorismo", dijo. En el caso de ataques extremistas, en el país no ha ocurrido nada desde 1994, cuando una bomba explotó en la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), matando a 85 personas e hiriendo a más de 300. No aparecen claras desde el gobierno hipótesis de posibles nuevos ataques y, en todo caso, son escenarios que requieren más tarea de inteligencia que otra cosa. Pero para Litvachky, en el caso del terrorismo, la decisión del Gobierno tiene más que ver con una política exterior, de "hacer lo que tiene que hacer" de cara al mundo. Protestas y rechazo opositor Otro problema que identifican los críticos al decreto es que las reglas de intervención de las FF.AA. no están claramente determinadas (está pendiente una directiva presidencial, aún no publicada, que podría dar estas precisiones): ¿cómo deberían reaccionar los soldados si alguien intenta ingresar a una planta nuclear que están vigilando?, ¿y si son atacados por una comunidad que reclama tierras que están dentro de un proyecto de explotación de petróleo o gas? No tener todavía órdenes claras ni alternativas de equipamiento no letal, en ese contexto, es algo que preocupa al interior de las FF.AA. y en general existe la idea de que no quieren tener que ser llevados a escenarios de represión. Otros tienen el temor de qué podría pasar con los movimientos mapuche que reclaman tierras en el sur del país. Ya han tenido enfrentamientos con fuerzas de seguridad, que terminaron con la muerte de dos activistas, uno, Santiago Maldonado, ahogado en un río helado en un confuso episodio en el que –por lo que se ha determinado hasta el momento– huía de una avanzada armada de Gendarmería y otro, Rafael Nahuel, quien recibió un disparo del arma de un agente durante un operativo de la Prefectura. Litvachky dice que no hay ningún dato concreto que prevea el uso de las FF.AA. en el contexto de los reclamos mapuche, pero sí advierte que "hay preocupación porque eso aparece definido por el gobierno en algunos casos como un problema trasnacional", porque esa comunidad indígena está distribuida entre ambos países, y porque el gobierno también lo señala como algo que atenta contra los intereses del Estado argentino. Todavía no está del todo claro si el nuevo decreto permitiría o no la intervención militar en este caso. Pero la implementación de los cambios ya está avanzando. A inicios de agosto cientos de militares se desplegarán en la frontera norte del país –con fines disuasorios y de apoyo logístico a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico– y, hasta donde pudo averiguar France 24 ya están designados los objetivos estratégicos a los que las FF.AA. prestarán custodia, fundamentalmente infraestructura energética, especialmente en zonas de la Patagonia (este medio se contactó con el Ministerio de Defensa para contrastar esta y otras informaciones, pero no obtuvo respuesta). También se espera que, en el marco del nuevo decreto, los militares participen de la seguridad de la cumbre de presidentes del G20 que tendrá lugar a fines de noviembre en Buenos Aires. Posiblemente en un cordón externo, que los deje fuera de cualquier posible confrontación con manifestantes, que sería manejada –como es habitual– por las fuerzas de seguridad. No sería la primera vez que las FF.AA. forman parte de operativos en eventos de estas características. Pero si se les llegara a pedir que esta vez actúen como barrera directa frente a protestas, sería algo que posiblemente preocuparía por igual a las propias FF.AA. y al CELS. Como esta, hay muchas otras preguntas sin respuesta que ha dejado abiertas la decisión del Gobierno de modificar el rol de los militares. Preguntas sin respuesta y temores sin despejar. En este marco, un grupo de legisladores opositores presentó un proyecto de ley para derogar el decreto presidencial, con el argumento de que modifica la Ley de Defensa Nacional y debe ser, entonces, una decisión que debe pasar por el Congreso. Por eso, este jueves 26 de julio, además, hubo una manifestación frente al Ministerio de Defensa organismos de derechos humanos, organizaciones políticas y sociales en contra del decreto presidencial. Conclusión del Remitente Con semejante medida, Macri se dispone evidentemente a establecer en Argentina una Nueva DICTADURA apoyada por las Fuerzas Armadas para IMPONER a la FUERZA y Sin Ninguna Oposicion las Medidas ultraliberales que viene REQUIERIENDO como de costumbre, el Gran Capitalismo y los Sectores más inclinados a la Extrema derecha