Archivo del blog

sábado, 27 de mayo de 2017

Editorial de Aliverti del 27 de mayo { La vuelta de Cristina }


Ni la fecha patria: otro grosero error dejó expuesto al macrismo


Desde el campo de Polo, el Gobierno lleva adelante una jornada de festejos por un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo. En un palco oficial colmado de militares, una bandera con fechas erróneas se convirtió en el centro de las críticas En medio de un controvertido festejo plagado de militares por un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, otro inexpicable error deja expuesto al Gobierno. Una bandera con los años 1816 - 2017, en el palco principal, despertó la indignación de muchos. El escándalo se produjo luego de que confundieran el aniversario de la Revolución de Mayo de 1810, con la declaración de la Independecia, que data del año 1816.

Horacio González en Marca de Radio


viernes, 26 de mayo de 2017

Macri no sabe nada del 25 de mayo


Las diez frases más nefastas de Macri


Mercedes Sosa: Gracias a la Vida


Show exclusivo de M.M


No podés ser tan bestia


Frases desafortunadas de Mauricio


Periodistas operadores del macrismo


Carta del Papa a Milagro Sala


"Que todo se resuelva bien y pronto" Francisco dijo saber el difícil momento que atraviesa la dirigente social. Su nuevo gesto de apoyo a Sala cobra relevancia en vistas de que la Corte Suprema debe resolver si ordena liberarla o deja que siga presa, Otro gesto de respaldo del Papa a Sala, quien la semana próxima cumple 500 días detenida. En momentos en que la Corte Suprema de Justicia debe decidir si ordena su liberación o que siga presa, Milagro Sala recibió un fuerte respaldo del papa Francisco, quien le envió una carta en la cual le manifiesta que la acompaña en el momento que está atravesando y le expresa su deseo de que “todo se resuelva bien y pronto”. El nuevo gesto de Jorge Bergoglio en apoyo de la dirigente social detenida desde hace casi 500 días en Jujuy se suma a los pronunciamientos en reclamo de su inmediata liberación que realizaron distintos organismos internacionales dedicados a la protección de los derechos humanos. El Papa, cuya primera manifestación de respaldo a Sala, fue enviarle un rosario en febrero de 2016, al mes de su detención a partir del entramado de causas que en su contra armó la justicia jujeña, le mandó esta vez una carta. Lo hizo en respuesta a otra que la líder de la Tupac Amaru le había mandado para ponerlo al tanto del constante y creciente hostigamiento del que es víctima en el penal de mujeres de Alto Comedero, donde el próximo 30 de mayo cumplirá 500 días de detención arbitraria. “Sé que el momento por el que está pasando no es fácil. Me he informado de algunas cosas y comprendo su dolor y su sufrimiento”, le dice Francisco a Sala en su carta, en la cual le expresa su “cercanía” con ella. “La acompaño con mi oración”, agrega y le desea “que todo se resuelva bien y pronto”. El deseo del Papa cobra particular relevancia en vistas de que la Corte Suprema debe decidir en los próximos días si Sala continúa detenida o corresponde liberarla. El máximo tribunal postergó su pronunciamiento sobre el encarcelamiento de la dirigente social a la espera de que concluyan las deliberaciones que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos realiza por estos días en la Argentina. La CIDH es una de los organismos internacionales que reclamaron que Sala sea liberada y en su paso por el país tomó nota de la situación en el que está su caso. La líder de la Tupac Amaru dijo sentirse muy emocionada al recibir la carta. “Me ha emocionado mucho, que nos tengan en cuenta”, señaló. Remarcó también que “Jujuy es una provincia muy chiquita y la están teniendo en cuenta toda la Argentina, en todo Latinoamerica por las cosas que están pasando. Con lo que sucede en Brasil, en Venezuela, y que el Papa piense aún así en nosotras es muy admirable”, expresó. Mirta Aizama, otra de las presas políticas en Jujuy, también recibió una carta firmada por Francisco. Este no es el primer gesto de Francisco hacia Sala. No obstante, su resonancia es mayor debido al contexto en que se produce. En los próximos días, el máximo tribunal se expresará sobre el pedido de la líder de la Tupac Amaru para su liberación, quien es diputada electa del Mercosur por lo que se argumenta que goza de inmunidad parlamentaria. Los miembros de la Corte tendrían una posición sobre este punto pero no respecto del otro que plantea la posibilidad de que su liberación pueda poner en peligro la investigación o que, por lo menos, la dirigente se fugue. A los fines de expedirse con mayores argumentos, a principios de marzo la Corte ordenó una evaluación de la salud de la dirigente y de la atención que recibe en comparación con otras internas. También, sobre sus condiciones de detención y un informe que detalle el estado de las causas en trámite en su contra (una de las cuales fue desestimada la semana pasada). Tal como adelantó Página/12, el máximo tribunal postergó esta resolución hasta que concluyera tanto la visita del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias la ONU, que días atrás estuvo en el país, como la asamblea de la CIDH, que se desarrolla hasta mañana en Buenos Aires. El martes pasado miles de personas se movilizaron hasta el Hotel Sheraton, donde tienen lugar las deliberaciones de la CIDH, para exigir con una marcha de antorchas la liberación de Sala. Los miembros del organismo recibieron a un grupo de manifestantes y recabaron más información sobre la situación de la dirigente social. Además, la semana pasada y durante su visita a la Argentina, el Grupo de Trabajo de la ONU ratificó el carácter “arbitrario” de la privación de la libertad de la dirigente social e instó por ello a los gobiernos provincial y nacional a concretar su “liberación inmediata”. Los cinco jueces de la Corte que deben expedirse en estos días sobre el caso Sala le requieron opinión a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó. En su dictamen, la jefa de los fiscales sostuvo que la detención de Sala es “ilegal” y que debe ser liberada. Le reconoció también su inmunidad como parlamentaria del Mercosur e indicó que el Superior Tribunal de Jujuy no fundamentó los llamados riesgos procesales que podrían justificar su encarcelamiento preventivo. Los allegados al papa Francisco aseguran que está al tanto del caso Sala. Por eso, la misiva fue leída como una señal de respaldo. Bergoglio conoce bien a Sala. En junio de 2014 la recibió en el Vaticano junto con distintos dirigentes sociales, quienes le entregaron un informe en el que se relataron “los sufrimientos y despojos” de los pueblos originarios en la Argentina. Ese día también le pidieron la apertura de los archivos de la época de la colonización para que ello les permita “recuperar los títulos de las tierras comunitarias”. Hablaron, además, sobre la labor social de la Tupac, y el trabajo cooperativo en la construcción de viviendas, salud, educación y deportes. Luego, en febrero del año pasado, cuando la dirigente ya estaba detenida, le envió un rosario a través de uno de sus más estrechos colaboradores, Enrique Palmeyro, ex seminarista y número dos de Scholas Ocurrentes, la red global de escuelas que apadrina el Vaticano. Para él, el regalo fue “una señal pública del Papa” hacia Milagro, como así también “una valorización del trabajo de los dirigentes sociales y de Milagro Sala en particular”.

martes, 23 de mayo de 2017

Falso y cínico


Por Milagro


Naomi Klein es más marxista que el Trotskaje vulgar


Hay lecturas marxistas de la realidad que dejan mucho que desear; por ejemplo, la de la izquierda trotskysta, que no entiende que existe un arsenal de datos ofrecidos por la ciencia que concluyen que el aumento de dos grados centígrados en el planeta nos coloca en la temible cuenta regresiva. Naomi Klein no hablará de soviéts y de sindicalismo combativo, pero tiene una posición mucho más marxista que este colectivo de izquierda desfasada. La autora no hablará de partidos revolucionarios (por ahí le podemos entrar si se quiere la discusión a Klein), pero tiene muy en claro que el cambio climático no es un problema que se puede combatir desde la democracia burguesa como si fuera una lucha más de las que libra la izquierda revolucionaria en lo que va de su conformación. El cambio climático es una crisis furibunda, una crisis espiritual, una crisis civilizatoria, una crisis de la historia. Reconoce que el cambio climático es lastimosamente la respuesta que el capitalismo debería haber tenido hace doscientos años; ahora llega y nos encuentra en la desorientación absoluta. Podemos discutir sobre las formas que la autora propone para resistir a lo inevitable. Pero primero habrá que reconocer el negacionismo de estos sectores que se resisten al debate.

El liderazgo de Cristina


Por Carlos Heller * Los liderazgos no nacen por pases de magia o porque un grupo así lo decide, ni mueren por los movimientos sigilosos de dirigentes que desean suplantarlos. Los liderazgos nacen o mueren por decisión de las mayorías. Diversas fuerzas y tradiciones que integran el Proyecto Nacional, Popular y Democrático atraviesan un periodo de tensiones, reorganizaciones y confluencias. Este devenir, crítico y expansivo, ocupa hoy el centro de gravedad de la oposición al macrismo, desplazando al massismo a un lugar silencioso. En ese proceso de reordenamiento de fuerzas y tradiciones para enfrentar con éxito al neoliberalismo gobernante, una mayoría reivindica un liderazgo que no consideran agotado ni, por lo tanto, necesario de suplantar: el liderazgo de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Para que quede bien claro: se trata de un conjunto de fuerzas, entre las que se cuenta el Partido Solidario, que creen –que creemos– que el liderazgo de Cristina continúa siendo el dinamizador y catalizador de un proceso plural de fuerzas opositoras detrás de un programa de transformaciones económicas, sociales y culturales. A diferencia de todos los gobiernos desde la reposición de la Democracia en 1983, hasta 2003, que no pudieron completar sus mandatos o se retiraron agotados y sin legitimidad, Cristina dejó su segundo periodo de gestión con altos índices de popularidad y en el marco de una plaza repleta y emocionada que se agolpó para despedirla. Fueron veinte años de una democracia defensiva y perturbada por una política económica con ejes muy similares a los actuales, que condujo a la crisis del 2001. Le sucedieron, desde 2003, doce años de una democracia ofensiva que llegó con movilización social, generó movilización social y se retiró con movilización social. Doce años de gobiernos que desplegaron convicciones y políticas transformadoras apenas llegaron, mientras estuvieron y cuando se fueron. En un largo ciclo histórico caracterizado por el derrumbe de liderazgos, Cristina –y antes Néstor– fue la excepción a la regla. Ese liderazgo, que no fue destituido o que no pudieron destituir, es hoy un patrimonio de las mayorías populares y el punto de partida alrededor del cual diseñar la nueva etapa de transformaciones de la Argentina. Una maquinaria sincronizada de grandes medios hegemónicos, fuerzas económicas concentradas y jueces obedientes intentaron, e intentan, destruir ese activo social que es uno de los tres componentes de cualquier proceso de reorganización política: el liderazgo, el que debe actuar junto a un programa y un conjunto de fuerzas que construyan mayorías. Pero no lo lograron y, entonces, el Proyecto Nacional, Popular y Democrático cuenta hoy con ese liderazgo disponible. ¿Por qué razón habría que renunciar a ese liderazgo disponible para intentar crear otros alternativos? Es bueno recordarlo: Cristina es lo que Cristina representa. Lo que construyó material y simbólicamente en sus gobiernos: un piso muy alto de políticas implementadas que garantizan la dirección y el sentido de la continuidad del proyecto nacional, popular y democrático. Entre otros aspectos, representa los procesos de integración regional, de vinculación sur-sur y una estrategia exterior soberana y activa; una política consecuente de derechos humanos en torno a la búsqueda inclaudicable de memoria, verdad y justicia; procesos permanentes de inclusión social, económico y cultural; un proyecto de desarrollo industrial con la ciencia y la tecnología como agregado de valor; mayor financiamiento educativo y del sistema de salud; paritarias libres, aumento del salario real e incrementos jubilatorios por ley, entre muchas otras políticas e iniciativas. Eso representa su historia. Pero un liderazgo contiene siempre un futuro. Y, en ese futuro, está nuestra oportunidad de retomar lo que no logramos hacer, lo que quedó incompleto o lo que no hicimos bien. Para ello, un programa. Una nueva agenda de iniciativas que estimulen a la sociedad, que la acerquen aún más a la política y que la alejen definitivamente de las seducciones del neoliberalismo. Mientras, un agresivo plan de restauración neoliberal se despliega con formas diversas sobre los países de la región, ya sea a través de golpes políticos-judiciales como en Brasil, despliegues sistemáticos de violencia destituyente como en Venezuela o por vías electorales como en nuestro país. Rafael Correa, quien logró poner un límite a este proceso de restauración neoliberal en la región, afirmó recientemente que “es necesario desarrollar sociedades con mercado y no sociedades de mercado”. Y agregó: “Cualquier proceso de cambio en América Latina tiene que empezar por hablar de la distribución. Ese es el gran problema de la región: la desigualdad. Aquí tenemos ricos más ricos que en Suiza y pobres más pobres que en África.” Es una clave importante: ese programa, para la nueva etapa del proyecto nacional, popular y democrático iniciado en 2003, debe retomar como horizonte la reducción de la desigualdad social. Para ello, junto a la reposición de la defensa irrestricta de los derechos humanos, la búsqueda innegociable de memoria, verdad y justicia, y la lucha abierta contra toda forma de discriminación de género y de xenofobias, es necesario impulsar una reforma tributaria orientada a gravar a la riqueza y a los grandes patrimonios; una ley de inversiones extranjeras que vincule el arribo de capitales externos al interés nacional; una nueva ley de servicios financieros; el establecimiento de límites precisos a las operaciones especulativas y control del endeudamiento; una política monetaria comprometida con el desarrollo económico con equidad social; la recuperación y ampliación de los planes de desarrollo científico, de estímulo a la industria, de asistencia y expansión de las economías regionales y de protección y desarrollo de las pymes, restringiendo importaciones que producen pérdidas de puestos de trabajo; la regulación de la extracción de recursos naturales para hacer a la actividad compatible con la adecuada protección del medio ambiente; progresivos aumentos del financiamiento educativo y del sistema de salud, entre muchas otras medidas. Enfrente no estará sólo el macrismo. Lo acompañaran las fuerzas profundas de la economía concentrada, quienes ensayan desde hace años distintos intentos fallidos por estabilizar un modelo de país excluyente. Son los grandes grupos económicos y financieros, hoy nucleados en AEA y en el Foro de Convergencia Empresarial, los que ya lo intentaron con la dictadura y con Martínez de Hoz, luego con el menemismo y ahora han retornado con Mauricio Macri. Hay un liderazgo disponible. Hay un conjunto de fuerzas y tradiciones confluyendo. Debemos construir un nuevo programa de gobierno. Es nuestra propuesta o la de ellos. La diferencia es la exclusión o la inclusión de millones de argentinos y argentinas. * Diputado nacional por el Partido Solidario.

sábado, 20 de mayo de 2017

Editorial de Aliverti del 20 de mayo { Sobre Brasil }


CARLOS MUGICA, UN ÁNGEL ARGENTINO EN TIEMPO DE DEMONIOS (Parte 2)


Cuando el movimiento de curas villeros era un hecho y los pobres volvieron a tener al tan esperado interlocutor, en la Argentina de los años setenta no había lugar ni para el más humilde de los llamados a la cordura. La Alianza Anticomunista Argentina, la famosa Triple A, acaudilladas por José López Rega desde el Ministerio de Bienestar Social, hicieron uno de los tantos “anticipos” de lo que pasaría años después en plena dictadura. “El Padrecito”, como le decían, sus mensajes solidarios, llenos de insolente desobediencia para los poderosos de turno, acababan por molestar como sucede cuando sin importar las razones, dos personas se quieren tomar a golpes de puños y alguien pretende separarlas. Alrededor de las veinte horas del 11 de mayo de 1974, después de dar misa en la parroquia San Francisco Solano de la calle Zelada 4771 del barrio porteño de Villa Luro, a la voz de “¡Padre Carlos!”, el asesino logró aislarlo de quienes lo acompañaban cuando Mujica se disponía a abordar su humilde Renault 4. El potente sonido de una ráfaga estremeció la cuadra. En medio de un mar de sangre, fue sentándose lentamente. Al percibir que su amigo, Ricardo Rubens Capelli había resultado herido, pidió lo operaran primero antes de dormirse para siempre en el Hospital Salaverry de Mataderos. Cayó en su ley, intentando ayudar a terceros hasta último momento. Como era de esperarse, una imponente multitud sobre la avenida del Libertador acompañó el féretro hasta la Villa 31, donde fue velado. Para la anécdota, quedaron las acusaciones del gobierno, inculpando a las organizaciones armadas; la desmentida de Montoneros por medio de un muy difundido comunicado, sin contar la “visita” a Capelli realizada en el mismísimo hospital por parte de Jorge Conti, a la postre yerno de López Rega... Luego de recuperarse de los cuatro impactos de bala, Capelli permaneció “guardado” algunos años, pero tuvo la fortuna de aparecer vivo de milagro, en tiempos que “los veinticinco millones de argentinos se aprestaban a jugar el mundial”. Había pasado demasiada agua bajo el puente. A esas alturas, para el feroz triunvirato de Videla, Massera y Agosti, apoltronados en el cómodo palco del estadio Monumental, Capelli era una sombra. Resultaba más inofensivo que los gritos de los torturados de la Ex ESMA, apenas a poco más de diez cuadras donde la hinchada celebraba los goles de Kempes y Bertoni a Holanda. Como no hay deuda ni plazo que no se cumpla, el sicario paramilitar Rodolfo Eduardo Almirón, murió enfermo en prisión domiciliaria hacia 2009. Durante el juicio sumario, Capelli logró reconocerlo a pesar de haberlo visto sólo una vez al visitar a su amigo en el Ministerio de Bienestar Social, donde se desempeñó poco tiempo designado por Perón. Su testimonio recobró importancia cuando durante los gobiernos Kirchner, la reparación de las víctimas dejó de ser una asignatura pendiente para el Estado y los criminales de lesa humanidad, eran condenados a penas efectivas de prisión, sin esperanza de impunidad ni indultos de ningún tipo. Por su parte, Carlos Mugica, descansa en la parroquia Cristo Obrero, a la espera de la resurrección de la justicia social en la Argentina, bien cerca del alma de los trabajadores que contribuyó a dignificar, a partir del más irrevocable de los compromisos con los humildes de la Patria. CARLOS ALBERTO RICCHETTI (DNI: 20573717)

Lava Jato Odebrecht: el Banco Central cubrió al jefe de los espías Gustavo Arribas


Así lo denunciaron ante la justicia, el senador Fernando “Pino Solanas” junto el abogado y asesor parlamentario, Alejandro Olmos Gaona, hijo del fallecido Alejandro Olmos. Planteando que el informe que solicitó el Juez Canicoba Corral al Banco Central sobre las presuntas coimas recibidas en el caso Lava Jato Odebrecht Arribas, prueba fundamental con la que este último fue sobreseído, careció de rigor técnico y no salió de “Gerencia de Pericias Judiciales”, ni de la “Gerencia de Análisis de Operaciones Especiales” como correspondía. Tampoco se usó el sistema “Swift”. Una red bancaria mundial que rápidamente permite verificar si las transferencias que se le atribuyen al jefe de los espías efectivamente existieron. Esta habría sido una de las razones por la que la Cámara revocó el veloz sobreseimiento que dictó a favor de Arribas el juez Rodolfo Canicoba Corral, al mismo tiempo que era amenazado con un jury en el Consejo de la Magistratura, y que inusitadamente sostuvo el fiscal de Cámaras German Moldes, comportándose como un defensor de Arribas. Por Alejandro Olmos Gaona (h)*. La investigación llevada a cabo por la Fiscalía Federal Nº 6 a cargo del Dr. Federico Delgado, estimó necesario realizar una serie de medidas de prueba a los efectos de corroborar lo publicado por el periodista Hugo Alconada Moon, respecto a transferencias que el actual jefe de los Espías Gustavo Arribas habría recibido por parte de Odebrecht. Era inaceptable que solo se tuviera en cuenta una fotocopia certificada que daba cuenta de un solo giro por 70.000 dólares que él presentó. A pesar de la declaración del periodista Alconada Moon, el juez Rodolfo Canicoba Corral, no creyó conveniente investigar con seriedad la imputación sobre coimas recibidas por Arribas y solo se pidió al Banco Central de la República Argentina (BCRA) que diera un informe, materializado por un funcionario de esa institución que aseguró que solo se trataba de una sola transferencia. Sugestivamente, de manera inmediata, la Oficina Anticorrupción se presentó en el Tribunal certificando lo mismo, y horas después el Dr. Pérez Chada, abogado de Arribas, pidió el sobreseimiento de su defendido. Mientras esto ocurría un funcionario del Banco Central me hizo saber que los oficios judiciales van a una unidad que se llama Gerencia Administrativa Judicial a cargo del Dr. Julio Bustamante Loader quien se encarga de consultar a las áreas técnicas del BCRA cuando se trata de preguntas relacionadas con normas, datos económicos etc. y las responde. Pero si se refieren a pedidos de colaboración o asistencia judicial remitidas por jueces o fiscales donde necesitan que algún funcionario asesore o intervenga emitiendo un Informe o requieren la elaboración de una actuación pericial las envía a la Gerencia de Pericias Judiciales. Si el tema tiene que ver con Lavado de Activos también hay un área que colabora con la Justicia y es la Gerencia de Análisis de Operaciones Especiales, donde hay un grupo de contadores que se ocupan de esos pedidos. En este caso el oficio no fue direccionado a las áreas específicas, sino a otro lugar lo que dio lugar a un informe carente del rigor técnico que debería esperarse de un experto del Banco Central de la República Argentina. Pero además ese auditor, me confirmó que a través del sistema Swift, podía verificarse que las transferencias por más de 600.000 dólares estaban procesadas, lo que desmentía totalmente la versión del imputado. Aclaro que Swif es una red internacional de entidades financieras donde se inscriben todas las transferencias bancarias a nivel mundial. La Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication fue creada en 1973, con el respaldo de 239 bancos, y se utiliza para procesar y validar los movimientos de cuentas. Sin el permiso Swif, nadie puede acceder a dineros transferidos. El 31 de marzo a las 9 de la mañana presenté un escrito firmado por mí y el Senador Fernando Solanas, aportando toda esta información, y fotocopias de elementos que permitían al tribunal insistir sobre la verificación de las transferencias. Además de ello pedimos se investigara, quien había ordenado que los pedidos del Juzgado fueran derivados a una oficina de manifiesta incompetencia para resolver sobre estas cuestiones, y si era exacto que uno de los directores del Banco Central, de apellido Reidel, tenía una relación de amistad con el abogado de Arribas. A las pocas horas y sin darle tiempo al Fiscal Delgado a peticionar sobre lo denunciado por Solanas y por mí, el Juez Canicoba Corral lo sobreseyó, sin esperar ningún otro informe, ni aceptar que declarara Leonardo Meirelles, como reiteradamente lo había solicitado la Fiscalía. Ante esta situación el Fiscal, apeló el sobreseimiento, diciendo textualmente que: “peor aún, la prueba más fuerte que utilizó el Señor juez para sobreseer fue el testimonio del funcionario del Banco Central que opinó sobre la veracidad de los documentos que aportó Hugo Aleonada Moon procedentes de la justicia brasilera. Sin embargo ese testimonio quedó resentido tras la presentación de Fernando Pino Solanas y Alejandro Olmos Gaona que señalaron la posibilidad de que esa prueba haya sido manipulada y explicando a partir de que hechos llegaban a una conclusión tan grave” Para impedir que la Cámara Federal tratara el tema, el Fiscal Germán Moldes desistió de la apelación de Delgado diciendo que “las pruebas producidas despejaron lo realmente ocurrido (existió una transferencia justificada de 70 mil dólares) y esa acreditación permite sostener que la hipótesis que presentó el requerimiento de instrucción no se corroboró. Por eso corresponde poner fin a la investigación”

Ni una menos


Te calzaron bien


Cuestión de familia


miércoles, 17 de mayo de 2017

Sinverguenza


Con Avianca también


Sabor de adiós


De Barcelona


No están de tu lado


Hugo Arana contra el capitalismo


CONFLICTO DOCENTE: El “Plan Maestr@” de Macri para legalizar el incumplimiento de la Ley de Financiamiento Educativo


Se trata del proyecto de ley Plan Educativo Maestro o “Plan Maestr@”. Mediante él, Macri pretende legalizar la derogación de hecho que convino con las provincias, de la ley de Financiamiento Educativo, para eliminar las paritarias nacionales y el fondo compensador docente, que ha motivado el actual conflicto con los docentes. El próximo 30 de mayo se presenta ante el Congreso. Sus puntos más controvertidos están escondidos en los anexos de la ley, y el motivo de que la impulsa no es la cuestión educativa, sino el déficit fiscal. Razón por la pretende derogar la obligación de destinar un 6 % del PBI a la educación, como prevé la ley de Financiamiento Docente. Por Lázaro Llorens, @lazarollorens. No es una hipérbole. El presidente Mauricio Macri tiene en marcha un “Plan Maestr@” para modificar la Ley Financiamiento Educativo (26.075) y deshacerse de una vez y para siempre, de la judicializada paritaria nacional docente que tantos dolores de cabeza le acarreó este año, y que va inexorablemente camino a la Corte, que con el fallo del 2×1 quedó en el ojo del huracán. Se trata del proyecto de Ley del Plan Educativo Maestro o “Plan Maestr@” que el gobierno de Cambiemos presentará ante el congreso el próximo 30 de mayo. Y que fue dado a conocer por el propio Macri, el 24 de abril pasado, en pleno conflicto docente, cuando puso en funcionamiento una plataforma web para recibir aportes de toda la ciudadanía para esta nueva iniciativa legislativa de Cambiemos. Este anexo tiene, por un lado, un decálogo de buenas intenciones y declamaciones sobre las cuales llevan a dudar si le compete al congreso intervenir y sancionar. Por otro, oculto en el capítulos 3, existen disposiciones que modifican sustancialmente la sagrada Ley 26.075 de Financiamiento Educativo, aprobada en el 2005 por el kirchnerismo y que hoy Macri trasgrede abiertamente. La Ley 26.075 establece que todos los años el ministerio de Educación de la Nación, conjuntamente con el Consejo Federal de Cultura y Educación y las entidades gremiales docentes, deben reunirse en paritarias para fijar el salario mínimo de los docentes de todo el país. Y que en caso de alguna provincia no pudiera cumplir con ese salario mínimo, el gobierno nacional, a través de un “Fondo de Compensación Salarial Docente”, que hoy junto al “Incentivo Docente” asciende a 20 mil millones de pesos, aportaría la diferencia. Estas dos disposiciones, este año, el gobierno de Macri, para resguardar el déficit y cumplir con los acreedores externos, no las cumplió. Las vulneró. Dispuso que la negociación de las paritarias no las hiciese el gobierno nacional sino cada gobernador con sus respectivos docentes. A su vez, estableció que el gobierno nacional ya no garantizaría ningún sueldo docente mínimo, sino únicamente un sueldo que sea un 20% por encima del salario mínimo vital y móvil. Esto es unos 9.600 pesos actuales. Esto es lo mínimo que ganará un docente hoy en Argentina. De tal manera se desliga del cumplimiento del 6 % destinado a la Educación, que preve la ley de Financiamiento Educativo. No obstante que según el INDEC, la canasta básica para superar el umbral de la pobreza superaba en marzo los 14.000 pesos. Dándose así la paradoja que se confía en maestros pobres, la función de erradicar la pobreza en Argentina mediante la educación, según la receta que sostiene el Gobierno y el establishment. En esa línea, para legalizar esta trasgresión a la Ley de Financiamiento Educativo, que ya fue denunciada por los gremios, las principales modificaciones que introducen solapadamente Macri y Bullrich en el anexo de su Plan Maestr@ es que, como lo hizo este año, las paritarias volverán a estar a cargo de los gobiernos provinciales. Y que, el salario mínimo de un docente, ya no se fijará a nivel nacional, sino que será un 20% por encima del salario mínimo. Y que en caso de que una provincia no pueda alcanzarlo, el gobierno nacional, mediante el fondo compensador aportará la diferencia. Que, se irá reduciendo sustancialmente año a año hasta desaparecer por completo en el 2020. Literalmente, esto aparece en el capítulo 3, “Formación y carrera docente”, en la sección con el eufemístico título “Mejorar las condiciones salariales de los docentes” del anexo. En él, el gobierno, poniendo en duda los logros de la Ley de Financiamiento Educativo en el tema salarial, sostiene que supuestamente en la anterior paritaria “se acordó que el salario mínimo de un docente será siempre un 20% mayor al salario mínimo, vital y móvil”. Y que además el Ministerio del Interior negoció con las provincias, la disminución gradual de Fondo Compensador “según la siguiente escala: 2016 mismo monto que en 2015; 2017 = 75% de este monto; 2018 =50%; 2019 = 25% de este monto y en 2020 desaparece este concepto”. Proyecto de Ley Plan Maestr@, pág. 29. En tal sentido, el Plan Maestr@ de Macri, establece que de ahora en más cada provincia “según sus posibilidades y realidad económica” será la que negociará los salarios docentes, y la Nación solo garantizará que el salario mínimo docente, sea “como mínimo un 20% por encima del salario mínimo, vital y móvil”. Proyecto de Ley Plan Maestr@, pág. 29. De esta manera, de aprobarse el Plan Maestr@ de Macri, la Ley de Financiamiento Educativo, considerada por muchos como una ley de avanzada, quedará virtualmente derogada mediante el anexo de una ley tramposa, a la que el Gobierno no se anima a exhibir sinceramente. Y así el Gobierno de Macri quedará al resguardo de demandas y amparos judiciales, y de denuncias penales por el incumplimiento de la ley actual. Estrategias dúplices No es la primera vez que el gobierno de Cambiemos aparenta legislar una cosa, cuando en realidad legisla otra. Pasó el año pasado, con el polémico contrato con las empresa Chevron, donde con una supuesta “Ley de Trasparencia Publica”, mediante el articulo 8, lo que el macrismo en realidad hizo fue justificar, por ley, la no entrega de este tipo de documentación en el futuro próximo. Entre estos los anexos del contrato entre YPF y Chevron. Sucedió lo mismo con la promocionada Ley de “Reparación Histórica a los Jubilados”. Donde los únicos históricos beneficiados fueron los súper ricos de Argentina -empresarios, banqueros, personalidades- que con esa ley recibieron una gran amnistía por su fuga de capitales y evasión al fisco efectuada en la última década, en la que desaparecieron del país cien mil millones de dólares. Con un ultra benigno blanqueo con un costo de solo un 10 % de lo evadido, mientras que en Brasil una ley similar exigía un 30 %, y otros países solo perdonaron los punitorios y recargos, y sin tener exigencia alguna de repatriar lo fugado. Por esa razón ese jubileo y amnistía a favor de los mega rícos tuvo una alta adhesión. Mientras que los pocos jubilados que aceptaron alcanzaron la supuesta “reparación histórica” tuvieron una mejora promedio de apenas 1.500 pesos. Otro tanto sucedió con la ley de Participación Público Privada, que lo que en realidad hizo fue trasladar la responsabilidad de los daños ambientales de los privados al Estado. Con el objeto principal de poner en explotación el yacimiento de Vaca Muerta. Que parecer ser el único plan económico que tiene el gobierno, en función de los negocios de las mega compañías petroleras, y su principal sponsor, el JP Morgan Chase, el gran financista del Gobierno. En Alemania el sueldo inicial de un docente trepa a los 50 mil dólares anuales, que en Argentina representarían 800 mil pesos mensuales. Mientras que el salario básico docente fijado actualmente por el Gobierno nacional representaría 125 mil pesos anuales. Por su parte el Ministerio de Modernización informó que el año pasado el ingreso promedio anual de la cúpula del Gobierno, del presidente y sus ministros, cuyo detalle se puede ver en el cuadro adjunto, trepa a 1.623.957 pesos. Y no arroja una cifra mayor porque el Presidente y la Vicepresidenta optaron por cobrar solo una fracción de su sueldo. Por lo que un docente inicial debe trabajar 13 años para ganar lo que embolsó un miembro del gabinete en el año pasado, sin contar los aumentos de este año. Y en otros trece años y pico, estará cerca de tener las condiciones para jubilarse.

martes, 16 de mayo de 2017

Y encima se burlan de ellos


Muy clarito


Macri se dio plata a si mismo


CARLOS MUGICA, UN ÁNGEL ARGENTINO EN TIEMPO DE DEMONIOS (Parte 1)


Cuando las catorce balas de la ametralladora Ingram MAC – 10 de Rodolfo Eduardo Almirón se estrellaron contra la humanidad de Carlos Mugica, no se trataba de acallar la voz enérgica de otro cura tercermundista, sino arrastrar a la Argentina a una noche de terror sin retorno posible. La agrupación peronista “Montoneros”, partidaria de la lucha armada para acabar de cuajo la “máquina de impedir”, constituida por la sólida alianza entre las fuerzas armadas y los grupos económicos, veía estériles los esfuerzos de moderación, impulsados desde la presidencia por el General Juan Domingo Perón. A su vez, los sectores integrantes del gobierno, cercanos a los sindicatos y en apariencia proclives al dialogo, cada vez se hallaban más a contravía de la esencia ideológica del peronismo, consistente en reconstruir el país en un marco de paz, bienestar, equidad, convivencia poli clasista y justicia social, con participación de la suma de los estamentos de la vida nacional. En medio de esos dos fuegos enormes, se hizo presente el “ángel” de Carlos Francisco Sergio Mugica Echagüe, proveniente de una familia acomodada de Buenos Aires pero que al igual de sus contemporáneos Ernesto “Che” Guevara o su homólogo sacerdote, el colombiano Camilo Torres, pudo exceder su entorno para seguir a Cristo en aquello de arrojar los mercaderes del templo y si era necesario, dar la vida por el prójimo que veía en cada pobre. Nacido el 7 de octubre de 1930 e hijo de un político conservador, este fanático de Racing Club de Avellaneda díscolo en principio, aunque fuerte de carácter, abandonó pronto la carrera de abogacía para convertirse en sacerdote. Identificado con el movimiento de Teología de la Liberación, constituyó el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, apoyando la hipótesis de la lucha armada contra gobiernos no surgidos de la voluntad popular, tiránicos, impuestos en detrimento de los derechos elementales del individuo. Aunque Mugica nunca hizo parte oficial de Montoneros y llegó a reivindicar en primera instancia el accionar guerrillero de Montoneros, a cuyos dirigentes fundacionales Mario Firmenich, Fernando Aba Medina, Carlos Ramos o José Ventura, contribuyó a formar cuando fue asesor espiritual de la Juventud Estudiantil Católica del Colegio Nacional de Buenos Aires, tras el retorno de Perón al poder luego de dieciocho años de exilio, creyó en la viabilidad del proyecto pacífico de un gobierno orientado hacia los intereses nacionales. Sustrayéndose de un estilo de vida exento de mayores complicaciones, como secretario del cardenal Antonio Caggiano, de allí en más su fusil sería la palabra y la trinchera elegida, la Villa 31 de Retiro, donde optó preferencialmente por los pobres. Siendo maestro, prefirió el apostolado de comprobar la agonía de los sufrimientos, las privaciones, la segregación disimulada a la que son sometidos sin reconocerles derecho a salud, educación o trabajo. POR CARLOS RICCHETTI

domingo, 14 de mayo de 2017

Dolina reflexivo


Otro Juez a dedo


¿Por qué diablos la gente apoya a la derecha? Un médico noruego tiene la respuesta


TOLUCA, ESTADO DE MÉXICO. –No creo en el destino, pero hay ciertos momentos en la vida que casi me convencen de creer que nada es casualidad. Uno de esos momentos fue cuando conocí a Gernot Ernst. En esto venía pensando desde tiempo atrás: ¿Por qué la gente sigue apoyando a la derecha, a pesar que, bajo sus gobiernos, ya saben que es cuando peor les va? En Estados Unidos, Donald Trump no pierde popularidad. En España, la población continúa votando al Partido Popular. Mauricio Macri hoy es presidente de Argentina gracias al voto masivo de la gente. Y en México, nos preparamos para lo que puede ser la vuelta a la presidencia del Partido Acción Nacional… ¡¿Por qué diablos?! Y de tal respuesta, quería escribir un artículo. Pero no daba con una razón convincente. La teoría dice mucho, sí, pero no lograba empatarla con el siglo XXI. Entonces acudí este fin de semana a Toluca, Estado de México, a una conferencia sobre la crisis del capitalismo organizada por el Partido del Trabajo, y conocí al doctor Ernst. Ernst es un intelectual en serio. Médico anestesiólogo del Vestre Viken Hospital Trust, en Korngbesrg, Noruega. Neurobiólogo y científico social, ha realizado investigaciones en Teoría de la Complejidad asociadas a la medicina y las ciencias sociales. Además, es consejero científico del Partido de la Izquierda Socialista de Noruega. O sea, el sujeto sabe de lo que habla. En su ponencia, Ernst dijo que el pensamiento de derecha tiene una explicación neurocientífica. El contexto social actual es el caldo de cultivo para esto. Internet literalmente bombardea con mierda los cerebros de las personas. La llamada “shitstorm” –término urbano para describir una serie de cosas que van aparentemente bien, pero que, al realizarse, terminan horrendamente mal–, dejan cosas (selfies, memes, chats, fotos y videos cualesquiera) que desaparecen rápido y dejan frustración. Las redes sociales están plagadas de pseudoargumentación, generan egoísmo y con ellas es fácil burlarse de asuntos realmente serios, como una tragedia humana, un acto de corrupción política, y la lucha de un grupo de personas por sus derechos. Mierda, pues. Y lo más peligroso de todo: generan miedo. Y el miedo es la materia prima de la derecha. Ernst explicó que la derecha sabe muy bien lo que hace, cuando le habla a las audiencias. Por ejemplo, crean enemigos abstractos: migrantes, homosexuales, mujeres, anarquistas; en ellos se funda la razón del miedo. Entonces un candidato o candidata de derecha aparece como una figura paternal, que es capaz de arreglar tus problemas. Provoca –dice el doctor–, patriarcado. Y al padre todo se le cree; por ser padre, y por haberte puesto en una posición infantil de indefensión. De hecho, una vez entregándote a él, cada afirmación que haga la tomas como válida. No importa si sabes que es mentira; no importa si él mismo sabe que es mentira, explica Ernst. Se ha creado una imagen del “nosotros contra los otros”. No argumenta. No te pone a pensar, no lo necesita. Lo único que la derecha requiere es poner imágenes en tu mente mediante palabras y definiciones: “Los mexicanos son violadores y traen drogas”. Gernot Ernst, médico y consejero científico del Partido de la Izquierda Socialista de Noruega. FOTO: Alberto Buitre ¿Buscaba una respuesta? Ahí la tenía. Pero no era suficiente. Quería saber más, y entonces me lancé a conversar con él. –Ernst, dime, ¿por qué tiene tanto éxito la derecha hoy en día? –Los medios de información han cambiado, particularmente internet. Pero también la forma de educación, de movimiento, esto provoca que nuestra mente cambie, que tengamos dificultades de concentrarnos y de aceptar o entender argumentos. Esto es explotado por la derecha porque se especializa por utilizar el miedo. Saben lo que están haciendo. Están utilizando el miedo social. –¿Pero por qué funciona tanto? –El miedo, la confusión. Es un hecho que, cuando eres confundido, tu cerebro no logra argumentar. El cerebro es fácil de convencer con imágenes, con palabras simples. Por ejemplo, las grandes tiendas hacen grandes laberintos donde las personas no encuentren la salida. Es una estrategia. Porque cuando eres confundido no tienes fuerza mental para no comprar cosas. Es una técnica; es fácil confundir a la gente. Es la estrategia: aumentar el miedo, aumentar la confusión y así saben que la gente va a apuntar hacia la derecha. Es una estrategia clásica fascista. –¿Qué opinas de Trump? ¿Por qué, a pesar de tantas críticas, todos los días, el tipo sigue vigente? –Trump y sus partidarios saben exactamente qué están haciendo. Trump psicológicamente es un hombre viejo que teme a la muerte. Es una estructura típica de la derecha. Ellos temen a la muerte más que los de la izquierda. Y cuando temes a la muerte, cuando tienes miedo, tu método para sobrevivir es la agresividad. Y esos instintos son provocados. En los mitines de Trump, quienes están ahí, la mayoría son hombres son un poco más viejos y también son hombres o mujeres que tienen una alimentación que no es buena, y sus funciones en el cerebro no funcionan claramente. Esta es una estrategia que se ha construido y sus especialistas trabajan en eso. ¿Y qué diablos hacer? Según el doctor Gernot Ernst, la izquierda (yo más bien me considero un anarquista clásico, pero igual aplica) tiene en sus manos la más vieja de sus armas: la organización social; que, dadas las circunstancias, sigue siendo la más efectiva. “Porque la organización social disminuye el miedo” En la izquierda –apunta– , no hay un camino tan fácil como en la derecha. “La izquierda argumenta. Pero hemos olvidado la organización. Y para la organización necesitamos más tiempo. Hemos perdido a los trabajadores donde no tenemos sindicatos, y ahí debe haber compañeros que sufran y luchen con ellos. Esa es nuestra fuerza. Cuando estamos ayudándoles en las cosas pequeñas, van a escuchar y van a recordar qué es los más importante y van a luchar también. “ Luego entonces, Ernst ofrece lo siguiente que, he titulado: “Consejos del doctor Gernot Ernst para evitar que la gente apoye a la derecha, y sí apoye a la izquierda: EJEMPLIFICA CON GENTE NORMAL. Explica los problemas y argumenta con base a experiencias de gente común, con la cual tu audiencia se sienta identificada. MENOS DISCURSOS, MÁS PREGUNTAS. Evita imponer tus ideas. Pregunta, para que la gente descubra la verdad por ella misma. UTILIZA EJEMPLOS HISTÓRICOS. La gente no tiene consciencia histórica. Recuérdales lo que ha pasado, para que no cometan los mismos errores, y recuerden los éxitos antiguos. LA DERECHA MANIPULA, LA IZQUIERDA ORGANIZA. Es válido si utilizas algunos métodos de la derecha, como usar imágenes y definiciones. Pero no te olvides de lo más importante: la organización social es la clave. Ernst explica la propia experiencia del Partido de la Izquierda Socialista de Noruega y la razón de su éxito, al ocupar hasta el 10 por ciento de las preferencias electorales en el país. “En Noruega tenemos la misma lucha contra el neoliberalismo y la organización sindical es muy fuerte, todavía. En algunas áreas, el 90% de los trabajadores están organizados y esto es único en Europa. Pero también al otro lado tenemos un movimiento populista de derecha que es igualmente fuerte, casi el 20 por ciento. Es una lucha muy importante. Es particular para nosotros el SV (“Sosialistisk Venstreparti”, nombre en noruego del Partido) tenemos tres principios generales: el juicio social, el medio ambiente y el feminismo. Eso es muy importante para nuestra lucha. Porque cuando somos capaces de convencer a las mujeres, y las mujeres no son amigas de los populistas de derecha y trabajamos con ellas, juntos, es uno de los métodos con los cuales podemos ganar”. Nos despedimos con un par de fotos y un buen saludo. Yo, con la esperanza de verlo de nuevo un día y aprender más. Gran sujeto. Y sobre todo, preguntarle de qué personaje era esa espectacular camiseta de jazz que portaba. Nos vemos pronto, camarada.

sábado, 13 de mayo de 2017

Editorial de Aliverti del 13 de mayo { Sobre el 2 x 1 }


Los Auténticos Recalientes y la Marcha PRO


Nepotismo: el oscuro secreto que obligó a Highton de Nolasco a votar en favor del 2×1


La jueza del máximo tribunal cometió un error gravísimo, puso a disposición su voto para habilitar un mecanismo que podría haber puesto en libertad a cientos de represores y genocidas, solo para sostener a su hija en un cargo en el que fue designada irregularmente y por el cual hay una causa que tramita contra Lorenzetti, Maqueda y la propia Elenita. Tan cierto como vergonzoso, la jueza Elena Highton de Nolasco, quién apoyó con su voto a a favor del beneficio del 2×1 a un represor de la dictadura, no lo habría hecho por convicción, tampoco para acompañar la posición de sus nuevos colegas, los jueces puestos a dedo por Clarín y Macri (Rosenkrantz y Rosatti), sino por un motivo mucho más deshonroso, sostener a su hija en el cargo de secretaria con rango de camarista. La cortesana está entre la espada y la pared y le pone el gancho a cuanto fallo necesita el gobierno. Sabe que le queda poco tiempo en el tribunal y quiere dejar la casa en orden para que Elenita -su hija- no sufra los embates que provocaron su irregular designación. Si bien el promotor del fallo fue el juez puesto a dedo por Héctor Magnetto (pata civil de la última dictadura), Horacio Rosenkrantz, este lo hizo en principio por una cuestión de pedantería intelectual. En cambio Highton lo siguió porque su gran preocupación en el último año es sostener a su hija contra viento y marea. Sabe que fuera del tribunal se hace insostenible la permanencia de Elenita en el cargo que ostenta en el máximo tribunal. Además está aterrada por el progreso de una denuncia que hizo el abogado del PRO, Patricio Kingston, que recayó en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11, a cargo del juez Claudio Bonadio. Los dos magistrados de la Corte y la hija de Highton están acusados del delito de nombramiento ilegal en un cargo público, previsto en el artículo 253 del Código Penal. Por esto, el gobierno de Mauricio Macri la tiene entre la espada y la pared y la jueza les firma cualquier cosa. Lorenzetti, Maqueda y el fallecido Fayt cometieran uno de los actos más graves en la historia de la Corte Suprema argentina. Los tres supremos nombraron a Elenita Nolasco como titular de la Secretaría Judicial de Relaciones de Consumo del Tribunal, una secretaría ideada por la propia Highton de Nolasco para meter a su hija en el mayor de los secretos como secretaria letrada y luego ascenderla a Secretaria de Consumo, con rango de camarista. Su pecado es grave, desde se creó la Corte Suprema, después de la reforma de 1860, nunca en la historia un ministro en ejercicio logró nombrar a un hijo como secretario de ese tribunal, lo que configura un claro caso de nepotismo, la primera forma de corrupción conocida desde tiempos antiguos. La magistrada está dispuesta a soltar a genocidas y represores de la última dictadura con tal de sostener a su hija en un cargo en el que fue designada bajo mecanismos non santos y ahora enfrenta un posible juicio político.

Mariana Etchecolatz: Tremendo testimonio


Mariana D. se cambió el apellido hace un año. Es la hija del represor Miguel Etchecolatz. El 10 de mayo marchó a Plaza de Mayo. Como las 500 mil personas que se movilizaron en Buenos Aires contra el 2x1, como millones de argentinos, quiere que su padre cumpla la condena en la cárcel. “Es un ser infame, no un loco. Un narcisista malvado sin escrúpulos”, dice ella, que padeció la violencia de Etchecolatz en su propia casa. La hija de Miguel Etchecolatz camina por Avenida de Mayo y Perú buscando a sus dos amigas. No agita el pañuelo blanco ni salta con los cánticos. Podría ser cualquier mujer de las miles que asisten a la marcha contra el 2×1. Salvo sus amigas, ninguna de las 500 mil personas que se amontonan en la Plaza de Mayo y alrededores y gritan “como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar” saben que esa mujer anónima es hija de uno de los hombres más conocidos de la represión. Se llama Mariana D. Hace un año se cambió el apellido. Mariana lloró cuando se conoció el fallo de la Corte que otorgó el 2×1 al represor Luis Muiña. Horas después del fallo de la Corte, Etchecolatz, condenado seis veces por delitos de lesa humanidad, pidió el beneficio del 2×1. Como los que marcharon el 10 de mayo, como millones de argentinos, quiere que los genocidas condenados mueran en la cárcel. Que su padre, el excomisario Miguel Osvaldo Etchecolatz, muera en la cárcel. Mariana D. fue por primera vez a una marcha por los derechos humanos. Nunca se animó a ir a Plaza de Mayo los 24 de marzo. Por miedo a ser rechazada. Por miedo a no poder soportar el dolor en vivo y en directo. Pero ahora está allí por primera vez para decir que ella, también, desea verlos morir en la cárcel. Etchecolatz era una presencia fantasmagórica en su casa de Avellaneda. Mariana y sus hermanos varones J .M. y F. M. solo lo veían los fines de semana. De lunes a viernes, el padre conducía el aparato represivo de la ciudad de La Plata y alrededores. Daba órdenes para secuestrar personas, torturarlas, asesinarlas. Los sábados y domingos Etchecolatz casi no hablaba. Se la pasaba echado en una cama mirando televisión. Cada tanto emitía un silbido: había que llevarle rápido un vaso de agua mineral fresca con gas. Si algo no le gustaba, Etchecolatz les pegaba unos bifes con la palma abierta a sus hijos. Mariana supo de grande que su madre intentó varias veces escaparse con ella y sus dos hermanos. Lo planeó varias veces. Etchecolatz se dio cuenta y la amenazó: “Si te vas te pego un tiro a vos y a los chicos”. A las siete de la tarde del 10 de mayo, a unas cuadras de la Plaza de Mayo, Mariana D., rubia, de estatura media, se mueve con la misma soltura con la que da clases en una universidad privada. Viste zapatillas y campera negra. Y cada vez que pide permiso para avanzar entre la multitud, sonríe. Alguien grita “un médico, por favor, un médico”. Los cuerpos se aprietan unos con otros. Es imposible llegar a la Plaza. Mariana se marea por la oleada de gente, se toma de los brazos de sus amigas, hasta que logra sacarse las zapatillas y treparse a la baranda de una parada de subte. Desde ahí, mira: las banderas de CTERA por la defensa de la educación pública, las del Partido Obrero, la de La Cámpora, los carteles con las caras de los desaparecidos. “Debiendo verme confrontada en mi historia casi constantemente y no por propia elección al linde y al deslinde que diferentes personas, con ideas contrarias o no a su accionar horroroso y siniestro pudieran hacer sobre mi persona, como si fuese yo un apéndice de mi padre, y no un sujeto único, autónomo e irrepetible, descentrándome de mi verdadera posición, que es palmariamente contraria a la de ese progenitor y sus acciones (…) Permanentemente cuestionada y habiendo sufrido innumerables dificultades a causa de acarrear el apellido que solicito sea suprimido, resulta su historia repugnante a la suscripta, sinónimo de horror, vergüenza y dolor. No hay ni ha habido nada que nos una, y he decidido con esta solicitud ponerle punto final al gran peso que para mí significa arrastrar un apellido teñido de sangre y horror, ajeno a la constitución de mi persona. Pero además de lo expuesto, mi ideología y mis conductas fueron y son absoluta y decididamente opuestas a las suyas, no existiendo el más mínimo grado de coincidencia con el susodicho. Porque nada emparenta mi ser a este genocida”. Argumentos personales en la solicitud del cambio de apellido de Mariana Etchecolatz a Mariana D, mujer nacida el 12 de agosto de 1970 en Avellaneda. Texto presentado en noviembre de 2014 en un juzgado de Familia de Capital Federal. *** —¿Cuánto escuchaste por primera vez lo que había hecho tu padre? —De joven. Fue muy difícil, porque vivíamos en una burbuja, sometidos y desinformados. Aparentábamos lo que no éramos. Las personas que nos rodeaban decían “qué capo es tu viejo”. No había quienes nos dijeran “mirá este hijo de puta lo que hizo”. Una vez que escuché un testimonio en un juicio ya no me hizo falta nada más. Hasta hoy me da aberración. Mariana es psicoanalista y en el consultorio a veces escucha a pacientes con problemas de sueño. Es ella, esta vez, la que no puede dormir después de la marcha. En su departamento, donde vive con su pareja Nicolás y tres perros que encontró en la calle, hace zapping y pone una película del Rey Lear. Dice que por el cambio de apellido siente una “reparación”, pero que sigue preocupada por “este gobierno de derecha que avanza contra los derechos del pueblo”. El día que el correo le envió el nuevo documento y abrió el sobre, se desesperó. Seguía teniendo el apellido Etchecolatz. “Fue un error administrativo, así que lo tuve que hacer de vuelta. Mirá lo que me costó borrarme ese estigma”. —¿Qué sentís con tu nueva identidad? —Siento calma, perdí el miedo y adquirí la madurez necesaria. Lo de la marcha fue conmovedor. Hay que tener la memoria despierta. Me siento acompañada porque somos millones. —¿Y cómo lo viven tus otros hermanos y tu mamá? —Todos nos liberamos de Etchecolatz después de que cayó preso por primera vez, allá por 1984. Vivíamos en Brasil porque era jefe de seguridad de los Bunge y Born, y regresó pensando que era un trámite, como si la Justicia no le llegara a los talones. Al principio lo visitábamos, pero después mi madre, María Cristina, pudo decirle en la cara que íbamos a dejar de verlo. Ella siempre nos protegió de ese monstruo, si no hubiera sido por su amor, no podríamos haber hecho una vida. Y mis hermanos J.M. y F.M. se fueron a vivir lejos de Buenos Aires, cada uno hizo su familia, ahora somos muy unidos. Mi mamá se casó con un hombre que ama, y está en el exterior. Nadie llegó a lo que yo llegué, pero me apoyan. —¿Para vos tu padre era un monstruo? ¿Lo viviste así? —Su sola presencia infundía terror. Al monstruo lo conocimos desde chicos, no es que fue un papá dulce y luego se convirtió. Vivimos muchos años conociendo el horror. Y ya en la adolescencia duplicado, el de adentro y el de afuera. Por eso es que nosotros también fuimos víctimas. Ser la hija de este genocida me puso muchas trabas.

Medio siglo sin la “Flor del Trabajo” (Parte 3)


En 1930, María Cano se vinculó a la Imprenta Departamental de Antioquia en carácter de obrera, pasando a laborar a la biblioteca de esa dependencia. Apoyó con entusiasmo la huelga ferroviaria de 1934, para hacer un enorme paréntesis hasta 1945, convocada por el movimiento de mujeres sufragistas al término de la Segunda Guerra Mundial. Arengando a la concurrencia como en sus mejores años, dejó una corta semblanza con dejos de mensaje de despedida: “Un mundo nuevo surge hoy de la epopeya de la libertad, nutrida con sangre y con llanto y con tortura. Es un deber responder al llamado de la historia. Tenemos que hacer que Colombia responda. Cada vez son más amplios los horizontes de libertad, de justicia y de paz. Hoy como ayer, soy un soldado del mundo”. Fue su última vez. Podría decirse que María Cano no fue vencida jamás. Fue eclipsada por una sociedad feudal colombiana negándose a desaparecer por completo; víctima de tiempos tortuosos, de miseria humana precediendo la actual; de una clase dirigente que en la maligna insistencia de acceder al poder, la invisibilizó de manera descarada al no lograr ponerla de rodillas, ni lograr servirle a tan inescrupulosos fines, sin imaginar haber sido marco del ícono al martirio de la absoluta incomprensión a la cual la sometieron, de personas que defendió y la terminaron de condenar. Sus “camaradas”, “compañeros”, en parte gracias al oportunismo, la ceguera retórico – dialéctica de los “revolucionarios de cartulina” sin pueblo detrás, la cuestionaron, la cargaron de culpas ajenas e inexistentes hasta darle la espalda. Lo había entregado todo, pero a esas alturas; ¿a quién podía importarle el hecho, si era obligación jugarse por “los de abajo”? La cuestión era qué pasaría después, aunque el romanticismo de la lucha guiñara el ojo, sonriendo al hablar de la pronta victoria, de la justa distribución del fruto del progreso de acuerdo a la capacidad individual. La sensualidad de los enrulados cabellos en forma de brocha de afeitar, la belleza de una esencia increíble, no le bastaron para ser madre, realizarse. Ni siquiera estar junto al hombre de su vida, el cual evitando comidillas innecesarias, apenas puede decirse la buscó siendo viejo e inútil, cuando al regresar de la lejana Unión Soviética no tenía más dónde ir. La tradición enfoca los últimos años lúcidos de María Cano oyendo entusiasta los progresos de los insurgentes de las guerrillas de Marequitalia, El Pato, Guayabero, Río Chiquito, porque pensaba en el renacimiento de la oportunidad dejada pasar por negligencia de sus contemporáneos. Algunas versiones cuentan que falleció demente, casi cuatro meses antes de cumplir ochenta años, el 26 de abril de 1967, insultando a quienes pasaban frente a la ventana de su domicilio. Tal vez, porque en la nebulosa de esos tristes días presintió a los colombianos indignos de merecer semejante sacrificio de dolor, angustia, de indiferencia que suelen padecer aquellos entregando la vida sin esperar nada, a excepción de ser felices por medio de la alegría de otros. CARLOS ALBERTO RICCHETTI (DNI: 20.573.717)

Macri responsable


Mafia mediática


jueves, 11 de mayo de 2017

Dale que va


No pierden el tiempo


Para recordar


Terrorífico


La diferencia


Besos brujos { o de bruja }


Imprescriptibles


Muy graciosa