Archivo del blog

martes, 9 de octubre de 2018

De una falsa “tormenta” a una “Gran Crisis Nacional”


Por Santiago Roque Alonso Sorpresiva e inesperada gran crisis nacional “Patria Argentina” sostiene que la situación por la que atraviesa y continuará el país es extremadamente grave. Los hechos económicos-financieros, con dolorosas consecuencias sociales, que vivimos desde abril pasado, no constituyen una sorpresa, una casualidad, un producto del azar, hechos imprevisibles, etc., sino que fueron preparados, planeados y ejecutados por el capitalismo financiero mundial, en combinación con el gobierno norteamericano y la anuencia o pasividad del gobierno Macri, en sociedad con la oligarquía o plutocracia criolla, acompañado por la corrupta partidocracia (inclusive la supuesta oposición “kirchnerista”) y el silencio cómplice de la izquierda. La misma, que en el proceso dialéctico de “síntesis” que se está ejecutando en las últimas décadas a escala mundial, se ha convertido en la expresión cultural “progresista” del más alto nivel del ultra capitalismo financiero internacional (“capitalismo progresista”). En este punto corresponde aclarar, para los distraídos y para los que todavía no se han dado cuenta o no quieren darse cuenta, que el “modelo de dominación mundial” se ha conformado como “síntesis del proceso dialéctico” entre el “capitalismo financiero internacional y el progresismo cultural marxista”. No hay ni una sola contradicción en esta afirmación; es una realidad operante y ocultada sistemáticamente por los grupos dominantes, sus medios de comunicación y los intelectuales publicitados por éstos últimos. Otra vez nos encontramos frente a la “tercera operación sistemática y organizada” de una “corrida cambiaria”, desde la reinstauración de la “democracia”, acompañada de una “extraordinaria devaluación del peso” (más del 100%), para asegurar el “nuevo y más cuantioso endeudamiento en moneda dura en el lapso más breve de la Historia Económica Argentina” y, de esta forma permitir la “fuga de capitales” (robo de riqueza argentina) a los “socios invisibles del mercado”, todo lo cual ha originado y originará graves e impredecibles efectos económicos-financieros y políticos-sociales. Es absolutamente falso que esta “sorpresiva e inesperada crisis de tamaña magnitud” -para la absoluta mayoría de los argentinos de a pie- no haya podido ser advertida, detectada o alertada anticipada y mínimamente por el gobierno de Macri y por casi la totalidad de los economistas del “establishment”, de la cacareada “oposición”, y particularmente por ningún medio de comunicación. Pero lo más extraño es que dicha operación de “saqueo” fue llevada a cabo en un contexto generado artificialmente por una operación psicopolítica de preparación, utilizando una inusual, extraña, continuada y prolongada movilización “feminista-abortera”, que tuvo por eje la discusión “aborto sí- aborto no” -tratando un tema también sorpresivo e inesperado- y que, acto seguido e inmediatamente se continuó con el carnaval judicial de los “cuadernos de la corrupción empresarial y del gobierno de los “Kirchner”. Ambos acontecimientos, de más de tres meses de duración y que atrajo la atención de casi toda la población argentina, constituyó un poderoso y masivo distractivo psicopolítico colectivo, que de ninguna manera puede ser considerada accidental o azarosa. La Doctrina del Shock - Noami Klein Esta “conspiración de extranjeros y grupos dominantes y políticos argentinos”, tuvo y tiene por finalidad crear un estado de conmoción político-social, una situación económica-financiera-social de postración moral y material del pueblo argentino, de extrema gravedad, aplicando “La Doctrina del Shock” (Ver la obra de Noami Klein del mismo título). De esta forma se ha logrado “imponer de hecho”, por el tremendo peso “disuasivo” de la situación prefabricada y las graves consecuencias que la misma conlleva, las “reformas o cambios estructurales profundos y definitivos” de la sociedad argentina -de orden económico, social, político, cultural, estatal, etc.- que “Cambiemos” nunca hubiera logrado “imponer de derecho” a través de las vías legislativas y del consenso o diálogo pacífico entre los diferentes sectores y actores sociales, económicos y políticos involucrados. Precisamente, el libro “La doctrina del shock” de Noami Klein -más allá de su izquierdismo ideológico- trata de explicar cómo las políticas económicas del Premio Nobel Milton Friedman y de la Escuela de Economía de Chicago han alcanzado importancia en países en los que se pretende imponer las “políticas neoliberales” y el “modelo de libre mercado”, no porque fuesen populares, sino a través de impactos en la psicología social a partir de desastres o contingencias, provocando que, ante la conmoción y confusión, se puedan hacer reformas impopulares. Se supone que algunas de estas perturbaciones, como la “Guerra de las Malvinas”, el “11 de septiembre y las guerras norteamericanas derivadas contra Afganistán, Irak, Siria, etc”. y el “Tsunami de 2004 en Indonesia”, o la “crisis del huracán Katrina”, pudieron haber sido aprovechadas o premeditadamente ejecutadas con la intención de forzar la aprobación de una serie de reformas, que de otra forma nunca hubieran sido aceptadas. A la luz de estas sospechosas consideraciones tienen sentido las inexplicables afirmaciones que atribuían al Imperio Anglo-Norteamericano- Judío, las potencias europeas, el poder del Imperialismo Internacional del Dinero, el FMI y otros grupos de poder mundial, de que “no se admitiría ni se permitiría que el “populismo” retornara al poder en 2019 en Latinoamérica”. Calificando sesgada y espuriamente como “populismo” toda decisión nacional que se oponga a los “intereses del Imperio” De esta forma, lo que está en juego es la destrucción definitiva del Poder Nacional Argentino, su autonomía económica-financiera y sus potencialidades científicas-técnicas, sin tener que enfrentar una guerra, y eliminar así los casi inexistentes vestigios de Soberanía e Independencia Nacional que aun mantenemos formalmente. Para muestra basta un botón: • La “fuga de capitales”, o lo que técnicamente se conoce como “formación de activos externos de residentes”, se disparó 117,1% en el primer semestre (2018) respecto de igual período del año pasado (2017), hasta alcanzar los u$s16.676 millones, según datos del Balance Cambiario de junio 2018 del Banco Central. Se trata del monto acumulado más alto para dicho período desde la salida de la convertibilidad. • En todo 2017, la fuga de capitales había alcanzado los u$s 22.148 millones, una cifra que sólo fue superada en 2008, cuando se registró una salida de u$s 23.098 millones. De continuar la dinámica actual, en pocos meses se alcanzará un nuevo récord en el acumulado anual de la formación de activos externos de residentes. (Ámbito Financiero, 23 de julio de 2018; http://www.ambito.com/ 928345-la-fuga-de-capitales –se duplico-en-el-primer- semestre alcanzo- los-us-16676-millones) • Es decir, la cantidad fugada en el primer semestre de 2018 supera el monto del primer tramo del reciente préstamo del FMI de u$s15.000 millones. • En otras palabras, el país se endeudó en u$s 15.000 millones, para que en nombre de la “libertad de mercado” sefugaran durante el primer semestre u$s 16.676 millones. Los argentinos nos hemos quedado con la deuda (devolución del capital más intereses = más impuestos y ajustes), pero sin ningún sólo dólar del préstamo para ser usado o invertido en la Argentina; sólo sirvió para exclusivo beneficio de una clase privilegiada oligárquica o plutocrática rapaz y de una voracidad insaciable. • ¿Puede considerarse que este grave error como un simple e inocente imprevisto o realmente responde una intención manifiesta para que ello haya ocurrido de esa forma? Este es el resultado funesto de la “lluvia de inversiones” tan deseada y prometida por el macrismo. • Obviamente ello constituye una probable maniobra delictual del “gobierno Macri”, un “robo”, que debe ser investigado y sancionado severamente, al igual que los cometidos por el “Kirchnerismo”. Los supuestos poderes independientes del Estado Nacional -Poderes Legislativo y Nacional- ampliamente infiltrados por la masonería internacional- seguramente convalidarán este estado de esclavitud de los argentinos, como lo hicieron servilmente desde la Derrota de Caseros (1852) hasta la fecha. La “Deuda Odiosa” instrumento de dominación El instrumento de dominación que se utiliza para el logro de estos fines denunciados, como ha sido descrito parcialmente más arriba, continuará siendo el incremento exponencial, acelerado e injustificado de la “Deuda Odiosa Nacional” : la que se generó en estos casi tres años del gobierno Macri (y que con el segundo acuerdo con el FMI alcanzaría u$s 150.000 millones más); a la que se sumará la que se engendrará en los próximos meses, incluyendo los Créditos Puente de la Reserva Federal de EE.UU. o del Tesoro Norteamericano o del FMI; todo lo cual debe agregarse a la deuda ya existente al 15 de diciembre de 2015 (Pudiendo alcanzar el 110% del PBI cuando en el 2015 era del 40%). El monto incrementado de esta actualizada “Deuda Odiosa Nacional”, será imposible de pagar, como lo es desde el Proceso Militar, en razón de que el país careció, carece y carecerá de capacidad de pago, excepto que se la canjee por territorio soberano. La totalidad de esta operación de “desguace y extremo debilitamiento del Poder del Estado Nacional” es apoyada incondicionalmente y durante las 24 horas por los “medios de comunicación”, que al unísono -como si fueran un único monopolio- operan con consignas y eslóganes uniformes bajo la dirección de un único centro de poder emisor, desinformando, engañando y emitiendo contenidos ideológicos-informativos que apoyan y alientan el mencionado “cambio benefactor”, el que supuestamente sobrevendrá en un futuro, que hasta hoy nadie ha determinado cuándo se iniciará y mucho menos cuando finalizará. De esta manera, la otrora Argentina Independiente, sea o no despojada parcialmente de su territorio por la usura internacional, se transformará de hecho o de derecho en un Estado Asociado de los Estados Unidos -como Puerto Rico- y pasará a ser expoliada de “derecho y jurídicamente” por el Imperio Anglo-Norteamericano-Israelí. Solicito encarecidamente al lector de este sintético comentario, que no crea nada de lo que aquí se expresa, pero a cambio, le ruego que investigue por sí y siga la evolución de los acontecimientos que sobrevendrán, teniendo como fundamento fuentes independientes de los poderes,fuerzas y organizaciones secretas que aquí se mencionan. Una vez más, les recuerdo a mis compatriotas el sabio Proverbio (22-7) -de 2900 años de antigüedad- que afirma: “El que pide prestado es esclavo del que presta”. Y que además tengan en cuenta estas otras dos sentencias relacionadas: • “El dinero es una nueva forma de esclavitud, discernible de la vieja simplemente por el hecho que es impersonal, dado que no hay ninguna relación humana entre el amo y el esclavo.” LEON N. TOLSTOY • “Nadie se esclaviza más que aquellos que falsamente creen que son libres”. GOETHE (Citado por Vladimir Z. Nuri; FRACTIONAL RESERVE BANKING as Economic Parasitism; Pág. 2) Las clases políticas y dirigenciales de todos los ámbitos son los responsables de esta ruinosa situación de “emboscada” en la que nuevamente ha caído el pueblo argentino -también partícipe necesario de la responsabilidad por su desvió moral y espiritual, y por su indiferencia por el destino nacional- cuya sociedad nacional ha resultado totalmente “fregada” (para no usar un término más soez), enfrentando inesperadamente y sin aviso previo una “gran crisis nacional”, que causará un conflicto social de imprevisible evolución para el destino de la Nación Argentina. Conclusión Final Todo indicaría que el proceso histórico decadente argentino, desde la década de los 60 hasta esta etapaterminal, fue planeado, previsto y conducido, como si hubiese existido una mano maestra invisible u oculta que encausó y guió nuestro destino nacional, de fracaso en fracaso –inadvertido o distraído en menesteres accidentales para el conjunto de la sociedad- como si se tratara de un “colapso inducido”, hasta arribar a este resultado final de extinción de su condición soberana e independiente, para terminar siendo un “país asociado” o un “Estado más o Estado Vasallo” del Imperio Anglo-Norteamericano-Judío. En otras palabras,” la debacle es consecuencia de un diseño para poner al país de rodillas”, como lo sostiene el autor del artículo - Claudio Fabián Guevara - “Claves para entender el colapso inducido de Argentina” (https://mundo.sputniknews.com/blogs/201809161082017126-claves-para-entender-el-colapso-inducido- de-argentina/), cuya lectura recomiendo por las coincidencias conceptuales con el presente trabajo, a pesar de haber sido conocido con posterioridad a la publicación del primer borrador del presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario